quarta-feira, 16 de abril de 2014

¿Quiere ser una madre espiritual? Parte 4

Nos hemos extendido en este tema pues muchas desconocen el verdadero papel que tenemos, la verdadera responsabilidad que debemos cumplir con Dios; una vez practicada, mas allá de multiplicar personas de Dios, personas fuertes en la fe, salvas, ella  también recibe lo mejor, que viene de Dios.

El domingo pasado (13) pude sentir un poquito del dolor de Dios, el dolor que ni siquiera pensamos que él siente,: el dolor de ver un siervo(a) que podría ser usado para salvar, pero que por sus intereses personales ha empujado almas para el infierno; todo por culpa de una responsabilidad delante de los hombres; sinceramente al saber de esa situación, simplemente le hable a esta alma que vino a hablar de ello: No importa donde usted se encuentre, no importa lo que usted ve y escucha, recuerde que su alma es más importante que todas sus habilidades. El hombre es imperfecto pero Dios no, coloque su vida en el regazo de Dios, este regazo es el de un padre verdadero; aunque vengan personas llenas de sí queriendo juzgarla, marcarla por lo que paso con usted debido a la falta de madurez, recuerde: Jesús la perdono! Si el perdono y borro, ¿quién soy yo o quiénes son los demás para señalarla?

Después de eso, estuve pensando toda la tarde, llore, sentí un poco de lo que es el dolor de Dios, pues me imaginaba ¿cuantas personas en el mundo han luchado para recomenzar?, y ¿Cuántas madres espirituales en lugar de ayudar en este momento difícil, han empujado a las almas  que se han arrepentido y quieren empezar todo de nuevo? ¿Cuantas almas dentro de la iglesia que han sido ex esto o ex aquello, que tropezaron, cayeron y ahora están luchando no solo contra el infierno, sino que también han luchado contra los juzgamientos y palabras negativas de madres espirituales (siervas(os)), que no han hecho su papel y su placer esta en sentirse mejor, sentirse más santo(as) que los otros? ¿Y para qué? Es muy triste lo que está sucediendo en estos días.

Generar hijos de la carne ya es un don, imagínese tener hijos espirituales.

Una madre espiritual es capaz de dar su vida, es capaz de tomar decisiones trágicas hacia sus voluntades a favor de salvar sus hijos.

Su existencia en sí un acto de amor. Generar, cuidar, nutrir, amar, amar, amar…amar con un amor incondicional que no espera nada a cambio ¡Afecto desmedido y sin límites!

Ahhh, son raras estas joyas y faltan por estos días; estemos en la búsqueda de ser esa madre espiritual, ¿y cómo serlo? Solamente cuando dejamos nuestro querer y damos oídos a la voz de Dios, una vez esto ocurra, sus ojos se abren, sus actitudes cambian.


¡Ser madre espiritual es dejarse tocar por la mano de Dios!

domingo, 13 de abril de 2014

¿Quiere ser una madre espiritual? Parte 3

A veces, puede que se pregunte: ¿para qué sirvo? ¿Qué valgo? ¿Por qué no soy más usada por Dios? ¿Por qué no veo frutos buenos en mi vida?

¿Sera que tal vez usted está dejando de hacer su papel? ¿De ser madre espiritual? Usted no esta haciendo lo que podría hacer con la dirección de Dios, pero sabe que si lo hace no habrá tanta platea para aplaudirla; y entonces usted quiere hacer lo que todos hacen, ¿de verdad cree que esta por el camino correcto? ¡Dios quiere usarla mucho, pero tal vez falta que piense! Falta que se vuelva hacia Dios y haga lo que Él quiere y no lo que usted cree.

Usted es valiosa y tiene un propósito, la presencia de cada una de ustedes influencia vida a su alrededor; ustedes están trayendo cambios para el mundo. !Sin embargo, esto no debe ser el foco de su atención! Ustedes necesitan enfocarse en ustedes mismas y en la integridad de su ser en su vida con Dios. Al llenarse con una conciencia amorosa, una aceptación de quien es y cuál es su papel (Madre espiritual), crea un canal a través del cual la luz (Dios) viene fácilmente hacia usted y fluye automáticamente hacia los otros también. Lo que realmente necesita es prestar atención a sí misma para cumplir su papel aquí en la tierra.

Ser madre espiritual es mucho más que hablar, hablar, predicar y predicar, mucho más… es creer que aquel hijo va a nacer para Dios  sin importar la situación precaria en la que él este, es tener paciencia y perseverancia, es entender el plan de Dios y entender el tiempo de Dios, aunque a veces tenga ganas de desistir de aquella alma, pero se mantiene generando con todas sus fuerzas.

"Hijitos míos, por quienes sufro de nuevo dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros". Gálatas 4:19



¿Quiere ser una madre espiritual? Parte 2

¿Por qué muchas madres espirituales (siervas) están siendo egoístas?

Primero vamos a saber lo que significa ser egoísta en el diccionario: Apego excesivo a si mismo(a), a expensas de los intereses de los demás.

¿Ya oyó hablar de un dicho que dice que en el corazón de la madre siempre cabe uno más? Pues bien, el corazón de muchas madres espirituales ya se cerró hace mucho tiempo! Ellas tiene prisa! Si, prisa de generar, prisa de dar  a luz y por eso los hijos espirituales han sido prematuros y débiles, pues ellas tienen otras cosas que hacer, y esas cosas hacen de ellas mujeres reconocidas.

El egoísmo ha llevado a muchas a no tener el corazón de madre; la paciencia de generar  se perdió, muchas creen que las almas que entran hoy en la iglesia ya tienen que pensar y hacer (extremo) como ellas, imponen su forma de ser y hacer, son madres desnaturalizadas, dan alimento sólido y se olvidan que las almas aún son bebes espiritualmente hablando; no tienen la paciencia y el placer de preparar la leche espiritual. Son mujeres prácticas, que dan a los hijos espirituales todo muy práctico, pues su vida es muy corrida y con muchas tareas; entonces, es mejor darles lo que ya está listo (direcciones de terceros), en vez de dar lo que ella podría dar si estuviera conectada en la fuente de vida: El Señor Jesús.
Ahora le pregunto: ¿usted madre recuerda cuanto tiempo le llevo conocer a Dios? ¿Se acuerda de la paciencia que una madre (sierva) tuvo con usted? ¿Recuerda cuantas veces usted desistió en el camino antes de tener un encuentro con Dios y allí estaba aquella sierva siempre paciente para no dejarla volver para las garras del diablo?

Bueno, sucedió muchas veces, no es verdad? Y lo digo por mí, fueron tantos altos y bajos antes de conocer a Dios, que si no fuera por las madres espirituales yo no estaría aquí.

Tal vez usted está al día en sus tareas con el hombre, con su profesión y está actualizada con todo a su alrededor; pero ¿será que está cumpliendo con su responsabilidad con Dios?

Recuerde que nuestro papel  es generar hijos espirituales, pero para ello tiene que entender que es necesario estar saludable espiritualmente hablando.

La madre es aquella que cría y no aquella que simplemente da a luz, lo ha oído ¿verdad? Pues en la vida espiritual es igual, muchas dieron a luz hijos prematuros y débiles y ahora están perdidos; espero que ellos encuentren mujeres (madres fuertes) para que los críen.

Espero que usted decida hoy ser una Madre Espiritual de Verdad… Dios las está buscando!


Total de visualizaciones de página