domingo, 7 de agosto de 2011

Yo No Tengo Oportunidades


¿Vaya, yo nunca tengo una oportunidad…cuando va a ser el día que tenga una?  ¡Mi Dios! ¡Yo estoy aquí! ¡Cuenta conmigo!  Únicamente los demás tienen oportunidades pero yo no.
¡Una de las mejores cosas en la vida de una persona es cuando ella no es una desperdiciadora de oportunidades!  Una oportunidad puede ser la llave para la transformación de su vida.  Pocas cosas son más preciosas que las buenas oportunidades.  Infelizmente lo que más vemos son personas que no saben valorar las oportunidades que les son concedidas, y lloran las derrotas de la vida por el hecho de que cuando se le dio una oportunidad…no fueron capaces de valorarlas.
¡Dios siempre nos está dando oportunidades!
Por eso, las oportunidades que Dios nos da normalmente vienen envueltas en papel poco atractivo.  No es como aquel regalo de mamá que viene con un lindo moño, Dios acostumbra a darnos oportunidades disfrazadas de problemas, dificultades y luchas.
Comience a ver a su alrededor y vea cuantas oportunidades envueltas en dificultades, problemas y luchas usted tiene.  ¡Desenvuelva sus oportunidades y no las desperdicie!

Total de visualizaciones de página