sábado, 11 de maio de 2013

2013 - Salga de la Zona de Comodidad – 6 de Enero



Mi salida de la zona de comodidad no es hacer algo con ansiedad… tener que lidiar con nuevas situaciones hace que yo quiera ser más rápida para resolver algo, pero también sé que no es así, y eso muchas veces me trabó. Por eso, me he estado vigilando, las nuevas situaciones han venido todos los días, pero para no perder la oportunidad, necesito tomar actitudes pisando tierra. Para salir de la zona de comodidad es necesario tener conciencia de lo que estamos haciendo, pues si hacemos algo hoy y lo olvidamos mañana, es porque en verdad nunca salimos de nuestra zona de comodidad; solo intentamos convencernos a nosotras mismas que lo importante fue que intentaste pero no lo lograste - ¡Ya basta! Salir de la zona de comodidad es desafiar a nosotras mismas y, si no lo logramos hoy, intentamos mañana, hasta dar un basta. Es igual en la escuela, usted solo pasa de año si aprueba todos los exámenes, sino, usted necesita hacer todo de nuevo, porque es una obligación, aunque no quiera, porque usted sabe que será necesario para su carrera.

 Hoy esos tres mandamientos serán muy importantes para su carrera, solo depende de usted:

1. Use a su fe – Si usted es una fiel diezmista, agarre su sobre y toque en aquello que quiere conquistar (carro, casa, terreno, empleo, negocio, etc.) vaya hasta la tienda o lugar y use su fe ¡sea osada!
2. Su trabajo o negocio - ¿aún no está trabajando? Vaya al lugar donde usted quiera trabajar, prepare su currículo y use su fe (nada de timidez) ¿Quiere su negocio? Comience hoy algo: busque un lugar, comience a producir o hacer algo que represente su negocio (no tenga miedo).
3. Salga de la rutina económica - ¿Usted trabaja? Comience hacer lo mejor en su trabajo, sin importar que trabaje con incrédulos, haga la diferencia todos los días, ayude con ideas, sea organizada, puntual y al final del mes Dios le va a dar una oportunidad de pedir un aumento o llegará solo para usted ¡provoque el milagro! ¿Usted tiene un negocio? Comience hoy dando un basta en la situación difícil, su negocio tiene que marcar la diferencia. Cree ideas, formas de pagos, haga un equipo de trabajadores fuertes, pare de mirar la situación del país, Dios le quiere hacer grande, Él solo está esperando que usted salga de la zona de comodidad.
Continúe leyendo el libro Nada que Perder y aprenda a no tener miedo.
Medite: Arriesgarse es perder el pie por algún tiempo. No arriesgarse es perder la vida. Soren Kierkegaard

Total de visualizaciones de página