quarta-feira, 15 de janeiro de 2014

¿Usted está dispuesta a perder algunas cosas?


¿Qué sucede cuando usted para de luchar y sacrificar por las cosas que quiere? Cuando usted saca la atención de su objetivo por un solo instante es suficiente para desviarle de su camino y perder la oportunidad de ver suceder. Mientras Moisés estaba en la cima del Sinaí hablando con Dios, el pueblo estaba abajo relajándose y fue por eso que se corrompieron.

Infelizmente es así que funciona la vida, las personas quieren estar en la cima pero quieren que un elevador las lleve allá, si fuera posible un elevador gratuito. Pero para que usted disfrute de la vista desde la cima del monte, usted tiene que escalar.

Vamos a darle un ejemplo. Cuando usted se casa, pierde algunas cosas como su libertad de soltera, usted perderá muchos de sus amigos porque ahora ya que usted está casada termina estando cerca de otros matrimonios y eso cambia su círculo de amigos y etc. Entonces si usted pierde esas cosas que mencionamos y otras que no tuvimos tiempo de mencionar, ¿por qué hay personas que aún se casan? Tiene que existir una razón. Bien, es fácil. Las personas van adelante y se casan porque saben que ganan mucho más de lo que pierden. Usted tendrá a su lado a alguien que le ama incondicionalmente que va a estar a su lado a pesar que sus amigos la abandonen, y todas éstas y muchas otras cosas compensan por las pequeñas cosas que se pierden al casarse. Pero para que el matrimonio realmente funcione usted tiene que estar dispuesta a perder algunas cosas. Usted nunca va a tener un matrimonio que de cierto teniendo el mismo estilo de vida que antes.

Entonces, la ley de la naturaleza es que usted pierda algo pequeño para ganar algo mayor. Moisés tuvo que perder su posición en Egipto para ganar una posición mucho más importante delante de su pueblo.  


No mire para la dificultad de escalar, mire para la vista que va a tener cuando esté en la cima. 

Total de visualizaciones de página