segunda-feira, 23 de dezembro de 2013

5o. día Retrospectiva Héroes de la Fe: José


José era leal, bueno y bien educado, fiel a su padre Jacob quien lo amaba más que a sus otros hijos; el hijo de Raquel tuvo una infancia muy problemática, vivió entre mucha controversia entre su madre y su tía, que se extendió para los hijos y crecieron en medio de mucha disputa por la atención de Jacob.

José era el preferido y el más amado pues era el hijo de la vejez de Jacob con su esposa más amada, él era el que estaba más cerca a su padre que en aquel momento podía darle más atención y cariño pues nació en una fase diferente en la vida de su padre.

Sus hermanos viendo la preferencia se quedaron indignados, disgustados y con odio al punto de planear su muerte.

Fue vendido, maltratado, se volvió esclavo y trabajo con toda su fuerza, se apegó a Dios con todo su corazón, pues Dios tenía un plan en la vida de él, y como todo coopera para el bien de aquellos que lo aman, Dios lo hizo uno de los hombres más importantes de su tiempo, de quien dependió la humanidad en aquellos días.

Pero José sufrió un trauma muy grande causado por sus hermanos, que por muy poco le quitan su vida por celos y envidia.

Él tuvo que perdonar a sus hermanos y no piense que eso fue fácil para él, quien en varias ocasiones puso a sus hermanos a prueba para ver si se habían arrepentido de todo el mal que le hicieron.

Fue duro con sus hermanos desde el primer encuentro, la herida causada por el dolor surgió en el encuentro con sus hermanos; trajo todos aquellos sentimientos dormidos por el tiempo pero que pronto aparecieron cuando estaban frente a frente.

José necesitaba tiempo y forjo con maneras estratégicas algunos eventos que involucraban a los hermanos con un solo propósito: Que él estuviera listo para perdonar, pues no eran extraños a los que perdonaría y si a sus propios hermanos.

Tuvo que resolver perdonar y reconciliarse con sus hermanos, prefirió amar a los que un día le maltrataron y extender la mano a sus familiares, perdono tal como lo había hecho antes con otros que le persiguieron y le hicieron mal.

Si usted  tiene o ha tenido conflictos con su familia, y carga sentimientos de culpa o de odio y no habla con ellos, los evita e incluso ya llego a desearles el mal por haberlo recibido de parte de ellos; sepa que ese sentimiento no le va a ayudar y por el contrario hará de usted una persona muy amarga.

Cuantas son las personas que son perseguidas y calumniadas por causa de una envidia; yo misma ya sufrí mucho por eso, pero escogí no mirar para las personas y si centrarme en mi objetivo que es el Señor Jesús y mi salvación.

José fue un héroe de la fe, pero antes de eso fue esclavo, fue encarcelado injustamente, lo calumniaron e intentaron quitarle la vida, él tenía muchos motivos para vengarse y abandonar su fe en Dios, pero él no lo hizo.

No piense que estará protegido evitando a las personas que le hicieron mal, incluso porque el dolor siempre va a estar ahí, la única salida es el perdón, usted solamente estará protegido cuando este en las manos de Dios; José entendió eso y vio que todo lo malo que paso por culpa de sus hermanos solamente contribuyo para que la gloria de Dios se manifestara en su vida.

El perdón no es un sentimiento y si una elección, lo ofrecemos a quien no merece; el primero en perdonar es el más fuerte y el que  olvida es feliz.

Tenga cuidado. “Si tu hermano pecare contra ti, repréndele; y si se arrepintiere, perdónale” Lucas 17: 3

Fabiane Cunha

Total de visualizaciones de página