segunda-feira, 22 de julho de 2013

Mutante


La influencia es un poder que todas nosotras tenemos. Para mí, es como si fuera un poder de mutante, puede ser usado para bien o para mal. Es manifestado en nuestras actitudes, mirar, hablar y etc. Es muy peligroso y al mismo tiempo precioso si sabemos usarlo.
Vamos a comprender empezando por el mundo… varias mujeres han usado el poder de mutante para lo malo, y han llevado a muchas mujeres a usar el mismo objetivo. ¿Y cómo ellas lo logran? ¿cómo ellas logran influenciar a otras personas a hacer cosas radicales – según su criterio? ¿a hacer aquello que es en contra? Tipo: hacerse tatuajes en todo el cuerpo, raparse el cabello, usar ropas masculinas, ser rebeldes, ser sensuales y mucho más, ¿cómo ellas logran convencer a muchas personas en el mundo entero e influenciar a las personas a destruirse?
¡Es simple! Ellas lo logran porque primero son definidas en lo que hacen (no tienen dudas), ellas exponen sus vidas sin importarse con nada y así, las personas van tomando conocimiento del coraje de ellas, de la vida de ellas y van identificándose que ellas son así también, y de ahí comienza la mutación, personas influenciadas a hacer iguales.
Ahora vamos a analizar éste poder de mutante en nuestro medio, dentro de la iglesia, ¿será que ha sucedido eso con más frecuencia? ¿Será que muchas de nosotras hemos usado éste poder de influenciar para el bien? ¿o solo usamos en algunas situaciones y en otras no?
Éste poder está dentro de nosotras y, para que sea poderosamente mutante es necesario ser definida y mostrar lo que realmente es. Cuando eso sucede las personas a nuestro alrededor ven sinceridad, ellas se identifican en alguna cosa y de ahí comienza el poder de mutación, llevando a otras personas a hacer lo mismo que usted. Si usted hace algo para influenciar, pero usted no es aquello que hace, entonces su poder de mutante no estará influenciando para el bien y sí para el mal, y la mutación será de jóvenes, mujeres y personas indecisas, vacías, perdidas, miedosas, desconfiadas, falsas y así va.
Si su generador es el Señor Jesús en su vida, usted es una persona definida en un libro abierto, éste poder mutante siempre será usado para el bien por donde usted pase (es natural), a pesar que tenga fallas… pero si su generador es sus emociones, consecuentemente su poder será usado para el mal, usted puede intentar usar el poder para el bien, pero nunca reflejará eso, sino que reflejará lo que está dentro de usted.
¿Cuál es su intención en usar el poder de influencia? ¡Piense!

Sea una mujer poderosa en las manos de Dios usando su poder de mutante de manera correcta.

PD: Vea a esa joven, su antes y después. ¿Cuántas jóvenes están actuando igual a ella solo por el hecho de exponerse, de ser definida en lo que hace? Destruyendo su vida y llevando a otras a destruirse también. ¿Qué es lo que usted y yo hemos hecho para influenciar siendo de Dios?

Total de visualizaciones de página