quarta-feira, 31 de julho de 2013

Jael – una mujer que con sus actitudes amó a Dios


Jael decidió amar a Dios y lo mostró en una situación fuera de lo normal. Las situaciones fuera de lo normal se aparecen en cada momento, pero si yo no tuviera coraje para hacer algo diferente, de mostrar que amo a Dios con actitudes, yo no tendré como influenciar a las demás personas a tener coraje de ser definidas en la fe.  

Hablar que amo a Dios y al mismo tiempo no asumir eso, solo muestra que soy una persona débil, indecisa (resumiendo: una mosca muerta). Es por eso, que vemos a tantas jóvenes en el mundo siguiendo personas que hacen la voluntad del diablo, personas que se vuelven ídolos porque muestran todo lo que hacen mal, y ellas(os) son corajudos de mostrar al mundo que sirven e influencian a otras personas para las cosas equivocadas, ellos garantizan la ilusión que tienen.

Débora influenció para el bien en la vida de Jael…

Jael, no era judía, no servía a Dios, pero ella oía hablar del Dios de Israel y, también de la influencia de Débora… Jael tomó una actitud humanamente drástica (FUERA DE LO NORMAL), de no conformarse con la paz y llamó la atención de Dios. Tener celo para las cosas de Dios no es una tarea fácil pero sí admirable por Dios, a veces necesitamos tomar actitudes que no agradan al hombre, pero que cela a muchas almas y que contribuye a deshacer la obra del diablo.

La definición y el coraje de ella fue registrada: “¡Sea Jael, esposa de Héber, el quenita, la más bendita entre las mujeres, la más bendita entre las mujeres que habitan en carpas!” (Jueces 5:24).

¿Usted ha amado a Dios en situaciones fuera de lo normal o se ha quedado escondida con miedo de asumir su fe, a pesar de decir que es de Dios?


¡Su actitud muestra donde está su fuerza!

Total de visualizaciones de página