segunda-feira, 22 de julho de 2013

Somos ésta florcita




Yo he mirado para ésta florcita, ya tiene algunos días… Siempre que la observo, pienso: ¡Yo tengo que ser así! El lugar donde ella está no es el más bonito, pues es el desierto, un lugar donde normalmente, en verdad, difícilmente florece, y allí está para embellecer ese lugar. Así somos nosotras, donde quiera que estemos, con quien quiera que estemos, somos ésta florcita. Y Dios se agrada de nosotras.

"Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo”. (2 Corintios 11:3).

Leí éste versículo ayer y medité: “no podemos corrompernos con nada y debemos mantener la SIMPLICIDAD Y PUREZA así como el Señor Jesús”.

Gabriela M. Oliveira
Houston, Texas.

Total de visualizaciones de página