segunda-feira, 25 de novembro de 2013

Día 7 + de Dios y NADA de comodidad: Quitándose la máscara

Recuerdo que varias veces he visto en las películas escenas donde hacen una fiesta de disfraces con solo máscaras, pero durante la película también vemos que el villano está por detrás de una de ellas; pues bien, esto me hace pensar que muchas veces vivimos en un mundo así en donde las personas dicen ser unas pero por detrás de  ellas esta una persona totalmente diferente.

La biblia nos habla al respecto:

“¡Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas!, que son como sepulcros blanqueados. Por fuera lucen hermosos pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de podredumbre. Así también ustedes, por fuera dan la impresión de ser justos pero por dentro están llenos de hipocresía y de maldad.” Mateo 23: 27-28

Tal vez amiga esta ha sido una constante en su vida vivir aparentando lo que no es, querer que las personas piensen algo de usted pero la realidad es otra; esto nos lleva a una palabra muy común con la que a veces; para tristeza lo digo, nos hemos familiarizado: HIPOCRESIA!

La persona hipócrita finge; eso se convierte en su día a día, finge en su casa, finge en su trabajo, finge en la iglesia y lo que es peor; finge con Dios (aunque Dios sabe realmente que hay dentro de usted).

No hay nada peor que una persona así, ella no es digna de confianza, por eso es que vemos a muchas llorando, desesperadas,  desorientadas, pidiendo cualquier tipo de bendición a Dios pero se han ido con las manos vacías, porque ha faltado la honestidad en su vida, la transparencia, la pureza…Dios necesita y quiere ver eso en usted, si realmente usted desea ser sellada por su Espíritu, tener un verdadero encuentro, hacer morir todo lo malo que hay dentro de usted, tendrá que enfrentarse a la verdad: Si, la verdad de mostrar quien es usted.

En este propósito de Nada de comodidad usted se enfrentara a esa realidad, se va a quitar la máscara, usted va a mostrar quien es y si es necesario pedirá ayuda al respecto.

Si usted es de las que finge ser una buena hija, madre, esposa  ante los demás, pero la realidad es que ha sido una persona grosera con sus familiares, no ha dado buen testimonio, no es organizada, nunca cumple con lo que sus padres o esposo le pide, va a empezar a cambiar eso a partir de hoy, dejara su máscara y se trazara metas para cambiar todas estas malas actitudes.

Si es de las que finge en su trabajo haciendo las cosas de buena gana solo cuando su jefe le está viendo, dejara su máscara y hará su trabajo como si le sirviera al propio Señor Jesús.

Si tal vez es de las finge en la iglesia mostrando ser una persona espiritual, que ayuda, que trabaja en todo (EBI, Godllywood, Evangelista, etc.) pero realmente no es así, se quitara la máscara y empezara por ser sincera con Dios y su pastor, tal vez sea un pecado, una mala actitud, malos ojos, envidia, háblelo pues son sentimientos que llenan su corazón y lo hacen más gordo, más pesado impidiendo que Dios pueda hacer morada en él, usted notara la diferencia.


El cambio usted no lo notara solo porque reconoce que es hipócrita, el cambio vendrá cuando lo reconoce y hace algo al respecto, Dios quiere actitudes no solo palabras, Él quiere ver en usted la determinación para lograr dejar la comodidad en la que ha estado, cuando esto pasa el viene a su encuentro y le dará no solo  la salvación sino la vida abundante que Él promete.

Karen Fracica

Total de visualizaciones de página