sexta-feira, 22 de agosto de 2014

¿Cómo prepararse para el amado de su vida? 6a Parte

Antes                Después

¿Usted es una cenicienta?

Estamos acostumbrados a oír que cosechamos lo que sembramos, y que todo en nuestra vida y en la caminata será el resultado de aquello en lo que hemos invertido; y por eso, nos hemos enfocado en estos cinco primeros posts de nuestro propósito en la inversión en sí, ¿verdad?

Así que ahora este post número seis es para que se dé cuenta de la realidad, en caso que aún no lo haya hecho. Tenga en cuenta que si usted quiere encontrar al “príncipe de sus sueños”, es necesario invertir en sí misma; como en una carrera, una vida con Dios, en todo en nuestra vida tiene que haber una INVERSIÓN, un príncipe no escogerá a una “cenicienta”, por supuesto que eso es cosa de dibujos animados, pero vamos a pensar…ya que tocamos en el tema del dibujo jejeje: Cuando la cenicienta conoció al príncipe ella estaba bellísima, lo que hizo que él se encantara por ella, ¿no es así?

Ahora vamos a nuestra vida real: ¿Cómo es su apariencia? ¿Usted solo se “arregla” y se hace las uñas para ir a la iglesia los domingos o lo hace siempre? ¿Siempre se hace por lo menos un maquillaje básico o es de las que sale con la “cara lavada”? ¿Usted cuida su cuerpo comiendo saludable o come todo lo que le da voluntad de comer de manera viciosa y descontrolada? ¿Usted es simpática? ¿Graciosa? ¿Educada? ¿O vive con la cara cerrada, aburrida, con mirada de pez muerto y sin expresión?

Responda estas preguntas con sinceridad y vea quien ha sido: ¿princesa o cenicienta? Si usted quiere un príncipe y un príncipe de verdad con P mayúscula ¡comience a producirse como una princesa! Si aún no se parece a una, comience a invertir en el interior y exterior.

Ahora, si usted tiene una gran excusa como: ahh ¡Graci yo no tengo tiempo para nada! ¡Mi vida es una carrera! Entonces amiga voy a ser muy directa para su bien: No espere un príncipe, ¡conténtense con cualquier cosa! ¡No sirve quejarse, no hay llantos, cambie su vida! ¡Cambie su rutina, salga de su comodidad!

Usted puede decirme y probarme que es una mujer espiritual, que se preocupa en obedecer a Dios, ¡Felicitaciones! Eso es una maravilla, pero recuerde: Dios no hará lo que usted debe hacer, cuidarse, preparándose a la altura de un príncipe.

No es necesario correr detrás de alguien, estar ansiosa, preocupada o desesperada arrancándose los cabellos. Un hombre espiritual no se complace en las mujeres con un comportamiento del tipo insinuante, mostrando actitudes y miradas sensuales, pero los hombres carnales si, ellos solo se aprovechan y nada más; muchas mujeres que fueron supuestamente de Dios, han llegado a este grado de desespero insinuándose al punto de abandonar la fe “en nombre del amor”

Amiga, ¡sea una princesa! ¡Y así será notada por Dios y por su príncipe! No se limite a cuidar solo la parte espiritual, pero también de su exterior. No sea delimitada, pensando que de la manera descuidada que usted es algún príncipe la escogerá, solo porque usted cree y tiene fe. Dios le dio sabiduría para ser usada, ¿Verdad? No se acomode con su apariencia, pues el milagro tiene que tener su participación, trabajamos en colaboración con Dios, ¿Ok?

Durante estos días cambiara su look, ¡así es! Comience por su ropa, pídale ayuda a su compañera de propósito o a una amiga de fe que le pueda ayudar, combine sus ropas sin gastos; aprenda a maquillarse (hay muchos videos en YouTube), arregle su cabello, trabaje en su comportamiento, ¡salga del capullo! Usted es una princesa y una princesa del Señor Jesús. Después tómese una foto del antes y el después y envié para: gracieledsantos@gmail.com, pues las estaré publicando en la página del Facebook del blog. 

Eso le ayudara a usted e incentivara a otras mujeres a hacer lo que usted hizo y usted vera de lo que es capaz. Obs. Nada de fotos sensuales o de piquitos, por favor de perfil de mujeres de Dios J
Tengo curiosidad por saber cómo saldrá, ¡estoy segura de que va a hacer lo mejor posible!


Después vuelva aquí el lunes.

Total de visualizaciones de página