segunda-feira, 25 de agosto de 2014

¿Cómo prepararse para el amado de su vida? 7a Parte



Necesidades y Deseos, tu eliges

Tenemos necesidades y deseos, ¿no? Por ejemplo: usted tiene que comer de forma saludable, pero a veces tiene esos antojos de comerse una buena carne jugosa y terminarla hasta las grasitas; o va a una tienda para comprar unos zapatos que necesita y luego se encuentra con un lindo pantalón enfrente suyo, usted quiere comprarlo a cualquier precio aun sabiendo que no lo necesita en aquel momento, pero el deseo es grande; necesita estudiar duro para el próximo examen, pero su deseo es el de permanecer sentada en su cuarto frente al computador mirando todas las fotos de sus amigos en el Facebook hasta el cansancio.

¿Se da cuenta de las diferencias entre necesidades y deseos en el día a día? Pues bien, esto también ocurre en una relación, y hoy vamos a aprender a lidiar con ellos, a ponerlos en el orden correcto en su relación o a prepararse para la futura relación.

Cuando existe un desequilibrio entre las necesidades y los deseos su amado o usted, o ambos sufren y eso se refleja en su relación, si hay este desequilibrio su relación está llena de celos, frialdad, peleas, dar lo que usted desea para su amado y no lo que el necesita, o dar lo que el necesita y no lo que él desea, pues piensa que es una pérdida de tiempo y así sucesivamente. Este desequilibrio ha hecho que muchas personas entren en varias relaciones y no funcionen, esas personas siguen buscando al amado de su vida, sin resolver este desequilibrio y por lo tanto cada vez más se sienten frustrados.

¡Usted solo conseguirá lo que quiere de su amado cuando le de lo que necesita! Dándole lo que él necesita mantendrá la relación, pero recuerde que una relación bendecida vendrá de dar lo que él quiere. ¿Ve? Hay un equilibrio.

Sus decisiones se reflejaran en sus actitudes, tanto para sí misma como para una relación (interior y exterior), seré más clara, el desequilibrio o no, de sus necesidades y deseos en su relación con Dios se reflejara en su relación con los demás (personas o amado)

¿Cómo aprender a poner la necesidad y el deseo en su debido lugar para que todo cambie en su relación interior y exterior?

Pregúntese: ¿Qué es lo que mi amado necesita de mí? Si en su respuesta existen dudas, pregunte para su amado (interior y exterior), en seguida viene: ¿Cuáles son los deseos de mi amado y cuales puedo empezar a realizar?

Recuerde: A menudo las relaciones fracasan porque las personas saben que las necesidades exigen más para realizarlas que los deseos, y sabiendo esto, muchas optan por lo más fácil y agradable – el deseo en primer lugar. Pero si usted quiere una relación duradera y feliz, ¡aprenda a tener este equilibrio!

Durante esos días le preguntara a las personas más cercanas a usted (familia, novio, amigas, marido, etc.) lo siguiente: ¿Qué es lo que necesitan de mí? Y este preparada para dos cosas: para oír la verdad y exponerla en los comentarios (no necesita que sea detallada) y trabajar en ella, usted aprenderá a tener ese equilibrio.

Vuelva aquí el miércoles (27 de agosto). Nuestro propósito se está terminando...

Total de visualizaciones de página