segunda-feira, 11 de agosto de 2014

¿Cómo prepararse para el amado de su vida? 3a Parte


Rescatando Mi Valor

Toda buena relación empieza por nosotras mismas, y el descubrimiento de nuestro valor, pero, ¿cómo así? Pues bien déjenme contarles algo acerca de las relaciones del pasado.

Cuando un hombre quería casarse con una chica, debería ofrecer a su padre una dote (esto pasaba en varias culturas); en el caso de un matrimonio judío el hombre podía pagar 100 denarios por una viuda, 200 por una doncella y hasta 400 si era hija de un sacerdote, todo dependía del valor que su padre estaba dispuesto a aceptar, pero las cantidades oscilaban en esa medida.

Si traemos esto para nuestra inversión en encontrar el amado de nuestra vida podemos meditar también que así como en el pasado se daba un valor (físico) por una mujer no debe ser al contrario en nuestra época actual, obviamente que no estoy diciendo que debemos encontrar a alguien que nos pague por estar con él, NO; pero sí que nosotras debemos invertir en nosotras para que aquella persona nos vea con valor; como una mujer que es diferente a las demás, que vale la pena tener, que no solo anda de mano en mano, sino que invierte en ella en todos sus aspectos (espiritualmente y físicamente) y se da su lugar, es integra, es esforzada, es pura, es todo lo que alguien puede desear.

Pero si existía una cierta escala de valores dependiendo de la mujer, también deberíamos tenerla hoy, piense conmigo si por una hija de un sacerdote se pagaba más alto precio; supuestamente ella ya tendría bases religiosas firmes y su futuro como esposa y madre se basaban en estas enseñanzas, aparte claro está de la posición social que le daría al futuro marido, pues bien si conocemos un Dios tan grande, tan maravilloso al que llamamos de Padre, no estaríamos en un “status” mayor que el de aquellas mujeres hijas de sacerdotes, amigas piensen en esto !es algo sublime!, usted ya cuenta con una posición que le antecede, eso si usted ya descubrió ese valor y tomo posesión de él.

Muchas dirán pero ¿cómo puedo entender mi valor? ¿Qué significa exactamente?, es ahí donde entra el título de este post, rescatando lo que usted vale y cuanto necesita invertir en eso, ser una mujer de valor, es creer en usted, en sus cualidades, es cada día buscar eso relacionándose con su Padre, pues como encontrar un hombre que la aprecie si usted ha dejado su relación con el Padre de lado. Cuando usted lo descubre se prepara para encontrar al amado de su vida.

“¡Qué hermosa eres, amiga mía! ¡Qué hermosa eres! Son tus ojos dos palomas que se asoman tras el velo, y tus cabellos, un rebaño de cabritos que desciende de los montes de Galaad” Cantares 4: 1

Esa belleza solo la irradia la mujer que ha rescatando su valor.

Ahora que conoce su valor o lo importante que es, analice su vida y responda las siguientes preguntas en los comentarios: ¿Que cosas, pensamientos o actitudes han hecho que pierda mi valor? ¿Que actitudes voy a tomar para cambiar esta situación? con el hashtag #yorescatomivalor

Vuelva aquí el sabado (día 16 de agosto).

Karen Fracica

Total de visualizaciones de página