terça-feira, 30 de setembro de 2014

¿Por qué tomé ésta foto?

Por muchos años, quería dejar que mi cabello crezca, pero nunca lo lograba, crecía sin vida, quebradizo y débil, lo cuidaba cuando me daban ganas y como no soportaba su fea apariencia, lo cortaba.

Pero, un día decidí hacer diferente. Comencé a cuidarlo, con hidratación hecha en casa un vez por semana, cuidando mi alimentación y etc.

Hoy, día tras día, mi cabello está creciendo con vida, y el resto de mi cuerpo también está siendo beneficiado… Comencé a trabajar de dentro hacia afuera, y naturalmente todo está más saludable.

¿Qué es lo que quiero decir con esto?

Nosotras tenemos la manía de querer abrazar el mundo de responsabilidades y olvidar de cuidar aquello que Dios nos dio… Y con el pasar del tiempo, nuestro exterior refleja nuestro interior débil, cansado y etc... Si no decidimos ser diferentes, podemos no solo perder nuestra salud sino también perder nuestra alma.

Cuando usted decide cuidarse en todo… su cuerpo, su vida siempre será morada de Dios y siempre tendrá lo que viene de Dios para dar al prójimo.


Total de visualizaciones de página