domingo, 18 de dezembro de 2011

1 día – de mis 21 días


“Trabajad con temor  y temblor por nuestra Salvación, porque Dios es el que en vosotros  produce así el querer como el hacer” (Filipenses 2:12-13). Visto que Paulo afirma que la Salvación viene por la Fe, “Trabajad con temor y temblor en la propia Salvación” debe aquí expresar un acto de Fe, renuncia, investimento y Sacrificio (trabajo duro).


La Fe no es una confianza rápida, más si una confianza permanente: confianza viva, maravillosa, “vigilante”. Nuestra Salvación es un milagro que Dios “opera en nosotras”, y es por eso que pide toda nuestra atención. “Trabajar con temor  y temblor” es tomar conciencia de que cada instante  debemos invertir en vuestro encuentro con Dios (como un casamiento), porque en todo momento, Dios está operando en nosotras.


Temer a Dios por tanto implica en amarlo irrestrictamente…que en estos 21 días vengamos a aprender, renovar, invertir   mostrar  con actitudes  nuestro amor por Él.

Total de visualizaciones de página