segunda-feira, 19 de dezembro de 2011

6 día – de mis 21 días

“Todo coopera para el bien de aquellos que aman a Dios”. (Romanos 8:28).

Siempre oí este versículo y siempre cuando paso por situaciones, luchas, dificultades y desiertos confieso que él está ahí. Mas hoy, Dios hablo tan fuerte conmigo atreves de este de él, que yo no pude contener las lagrimas de alegría.

Cuando Dios comparte grandes cosas conozco, más estamos verde (inmaduras), corremos el riesgo de dar lugar la ambición (a nuestras voluntades). La ambición engaña al corazón, nos lleva a las emociones, porque comenzamos a oír a nuestra voluntad y dejamos de oír a Dios.

Todo fortalecimiento y avanzo Espiritual (madurez) dependen de morirnos para nuestras ambiciones (nuestras voluntades) y hacer la voluntad de nuestro Dios (que no es una tarea fácil). Cuando permitimos que Dios ordene nuestras prioridades, la adversidad asume un significado bien diferente, pues, es el medio por el cual Dios no mantiene atentos a sus propósitos para nuestra vida.

Hoy yo consigo entender que pase y voy a pasar por situaciones difíciles para adquirir madurez y confianza mas y mas en Dios, ¿y lo maravilloso de eso? Es que yo tengo probado que realmente todo coopera para el bien, yo puedo tener muchas fallas y errores amigas, mas es maravilloso tener esa certeza dentro de usted, que Dios está contigo, que Él es su todo, mismo que a su alrededor este en pura guerra.

Si usted aun no tuvo esta experiencia, luche con todas sus fuerzas amiga, ¡es grandioso! Y si usted ya tuvo y precisa ser renovada no pierda tiempo, ¡vuelva a su primer Amor!

Total de visualizaciones de página