segunda-feira, 19 de dezembro de 2011

3 día – de mis 21 días


Hoy yo conversando con una esposa de pastor de Brasil amiga mía (Daliene), Dios hablo conmigo:

“¿Pues, cuál de los hombres entiende las cosas de hombre, sino, el Espíritu de hombre que en él está? Así también las cosas de Dios, nadie las comprendió, sino el Espíritu de Dios. Ahora, nosotros no tenemos recibido el Espíritu del mundo, mas si el Espíritu que proviene de Dios, a fin de comprender las cosas que nos fueron dadas gratuitamente por Dios” (1 Corintios 2: 11.12)

Cuando tenemos comunión con Dios, tenemos acceso a todo lo que el Espíritu de Dios, Esta haciendo. Si estamos en Cristo, ¡tenemos la mente de Él! Dios permite que nosotros sepamos lo que Él está pensando…Él se comunica con la gente de Espíritu para Espíritu.

Cuando estamos en esta sintonía, todo que hacemos, hacemos según la voluntad de Dios… si no estamos en esta sintonía, hacemos las cosas en la fuerza del brazo y colocamos un muro entre Dios y nosotros y, también entre nosotros y las Almas.

Cuando tenemos esta comunión con Dios, somos sensibles a lo que Dios habla y, comprendemos las cosas que nos fueron dadas gratuitamente por Dios y, cuando eso acontece, las personas que están necesitadas, precisando de ayuda, ¡va hasta usted sin ningún esfuerzo! Cuando invertimos en las cosas del Espíritu atraemos naturalmente las almas (como imán) hasta nosotras, pues ellas saben que hay el Espíritu que proviene de Dios en nosotras.

Total de visualizaciones de página