segunda-feira, 16 de dezembro de 2013

1er. Día Retrospectiva de los Héroes de la Fe - Abraham


Vamos a comenzar con el primero en ser llamado el padre de la fe: Abraham.

Abraham salió de la tierra de sus padres y de entre sus parientes, en un momento en que acababa de morir su padre, en ese tiempo fue elegido para conducir a su pueblo, porque él era el primogénito, pero Dios le hablo; el Señor le dijo a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela y de la casa de tu padre, a la tierra que yo te mostrare. Y hare de ti una nación grande, y te bendeciré  y engrandeceré tu nombre y tu serás una bendición. Así partió Abram, como el Señor le había dicho, y era Abram de edad de setenta y cinco años cuando salió de Harán.

Él ya era viejo pero no miro su condición, él renuncio a todo para confiar en Dios y creyó en la promesa que Dios  haría de él una gran nación. En su viaje con Dios en el desierto paso muchas dificultades y momentos de soledad, la total confianza en Dios fue sacudida; él tuvo miedo! Si, SINTIO miedo, quiere decir que él se dejó llevar por lo que sintió y  por eso le mintió al Faraón de Egipto diciendo que Sara era su hermana y se la ofreció para que se acostara con ella. Los pensamientos de miedo, dolor, tristeza , etc., vienen para todos, pero es usted y yo que decidimos aceptarlos o enfrentarlos; cuantos de nosotros actuamos como Abram, recibimos la promesa de Dios y dejamos todo para confiar en Él, y al paso del tiempo y por mirar el tiempo, la soledad, la gente y los problemas dejamos de confiar y actuamos con nuestras manos por lo que sentimos, por el simple hecho de aceptar el dolor y no enfrentarlo?

Una vez más Dios le promete algo y vea lo que paso: “No temas Abram , yo soy tu escudo, y tu recompensa será sobremanera grande” (Génesis 15:1) Incluso después de estas palabras de aliento, Abram todavía no creía en la promesa del hijo que nacería del vientre estéril de su esposa; este fue su segundo gran error, por eso le replico a Dios: “Mira que no me has dado prole y he aquí que será heredero un esclavo nacido en mi casa” (Génesis 15:3) Así que Dios le llevo a una experiencia personal con El: “Y lo llevo fuera, y le dijo:  Mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia. Y creyó al Señor, y le fue contado por justicia” (Génesis 15: 5-6) Pero parece que la fe de Abram fue de corta duración, mientras que solo estaba siendo probado por DIOS, él  se involucró con una esclava por insistencia de Saraí que no soportaba esperar más el cumplimiento de la promesa, entonces, Dios estuvo cerca de 13 años sin hablar con Abram , y cuando apareció le dijo:
Y siendo Abram de edad de noventa y nueve años, el SEÑOR se apareció a Abram, y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí, y sé perfecto. Génesis 17:1

Los errores son comunes en nuestra naturaleza limitada y pecaminosa; sin embargo DIOS quiere que permanezcamos firmes mirando hacia Él.

Dios le dio una oportunidad más para Abram y Saraí, cambio sus nombres y sabe por qué? Espiritualmente hablando, Dios renovó su pacto, los hizo nacer de nuevo con un cambio de nombre era como si Dios estuviera cambiando su carácter, no pasó mucho tiempo y Sara tuvo un hijo: El heredero de la promesa.

Pero Abraham fue puesto a prueba una vez más y en obediencia a la voz de Dios entrega a Isaac en sacrificio, creyendo que Dios es poderoso para levantarlo de las cenizas, por su fe fue llamado “El padre de la fe” porque se atrevió a creer en Dios de una manera sobrenatural. Fue justificado por su fe y su entrega, demostró que la obediencia es la prueba viviente de la fe autentica. Abraham no se guio por el sentimiento, él era guiado por una fe obediente a la voz de Dios.

Tal vez usted está en la misma situación de Abraham, recibió la promesa pero con el paso del tiempo ya no tiene la fe obediente e incluso ha pensado en desistir, sepa una cosa:

DIOS NO CAMBIA AUNQUE NOSOTROS CAMBIEMOS EN RELACIÓN CON EL! DIOS ES FIEL INCLUSO AUNQUE SEAMOS EXTREMADAMENTE INFIELES! DIOS ES NUESTRO ESCUDO Y FORTALEZA AUNQUE QUERAMOS CAMINAR CON NUESTRAS PROPIAS FUERZAS.

Antes de que Abram fuera: Abraham el Padre de la Fe, él fue engañado por el sentimiento, pero él aprendió en base a la Fe obediente. Hoy es su vez! Usted decide!

Ser Abram o Abraham?

Piense y comente, eso le ayudara: Que hizo a Dios escogerlo (a usted) en medio de la multitud? Y cual ha sido el miedo que lo ha desmotivado para creer en la promesa de Dios y lo ha  llevado a un camino que a Él no le agrada?

Fabiane Cunha e Graciele Santos

Total de visualizaciones de página