sábado, 12 de abril de 2014

¿Quiere ser una madre espiritual? Parte 1


“Así ha dicho Ezequías. Hoy es un día de angustia, de castigo y deshonra, como cuando un niño va a nacer, y no hay fuerza para darle la luz " Isaías 37:3

Pensé en ese versículo y una sola frase vino a mi mente: ¡Hay hijos para nacer, pero no hay mujeres de fuerza para dar a luz!

A nuestro alrededor hay muchos hijos(as) espirituales para  generar; pero no todas las mujeres de Dios (siervas) han tenido esa fuerza para generarlos y dar a luz y, ¿por qué?

Debido a que no existe más una preocupación en primer lugar por su alma, por lo tanto, no hay una preocupación de generar hijos(as) espirituales…la única preocupación es mostrar resultados: multitudes, servicio y perfección.

Muchas mujeres viven en una competencia en su interior, donde tienen que compararse con las demás, necesitan ser mejores que las otras, tienen que ir por delante, y ¿para qué? ¿Para mostrar que usted es fuerte? ¿Que usted es de Dios?

¡No se ilusione! El ministerio de una sierva de Dios es generar hijos espirituales,  y no es ser reconocida por todos como la mujer de Dios que llama la atención, ¿de qué sirve? Si para Dios usted es espiritualmente estéril.

¿Ha notado a su alrededor cuantos hijos prematuros y débiles espiritualmente hablando hay? Pues es porque  usted madre no ha asumido su responsabilidad espiritual.

Tenemos muchos hijos(as) perdidos dentro de la iglesia, porque las madres espirituales están preocupadas con otros asuntos y no se han dado cuenta de que los hijos se están muriendo espiritualmente.

¿Quiere ser esa madre espiritual? Entonces deje de ser egoísta! Y busque fuerzas en la palabra de Dios, y Él le dará todo lo que necesita para generar hijos espirituales.

Les dejo esa advertencia…


Total de visualizaciones de página