quarta-feira, 30 de abril de 2014

Mayo: ¡Es imposible engañar al altar!


Durante este mes estaremos hablando de algunos asuntos, dudas y curiosidades sobre el Altar; para aquellas personas que tienen el deseo de servir a Dios en el Altar.

Muchas personas han afirmado que quieren el Altar, pero son personas que CREEN que tiene el deseo, otras lo tienen pero CREEN que su edad ya es avanzada, hay personas que CREEN que quieren el Altar, que quieren soñar los sueños de Dios pero en realidad son objetivos personales y por fin están aquellas que quieren pero se CREEN incapaces de un día servir a Dios en el Altar debido a sus inseguridades; así que este mes de mayo será el mes en el que estaremos trabajando juntas aquí en el blog, para aclarar y definir si este deseo de servir a Dios en el Altar es real.

Para aquellos que lo desconocen, el Altar representa a Dios mismo! Así que, si representa a Dios entonces el Altar recibe y evalúa lo que en el es presentado (su vida). Es imposible que el Altar sea injusto, como también es imposible engañar al Altar.

Buscaremos al máximo posible llegar directo al punto, no hablare sobre como es la vida de la esposa pastor,  o por ejemplo lo que ella hace en su día a día, o como arreglar una maleta, como comportase, ¡NO! Pero estaremos hablando de asuntos serios, que las llevaran a entender que servir en el Altar no es un cuento de hadas y princesas, no es lo que muchas de ustedes ven. Dios esta buscando mujeres realmente  preparadas para la guerra, mujeres con los pies en la tierra y no en el mundo de la luna, mujeres que tengan contenido espiritual y que no sean chicas fresas, que están atentas a su alrededor, a su esposo, almas y a sus compañeras de trabajo, mujeres que no pierden tiempo comparándose con la vida ajena (¿por que ella tiene y yo no?), ¡mujeres de VERDADES! ¡REALES! ¡FUERTES! Y que tengan por encima de todo lo mas precioso como su prioridad: ¡SU VIDA CON DIOS! ¡SU SALVACION!

Por eso, antes de comenzar esta serie quiero dejar bien claro que servir a Dios en el Altar es dejar de hacer su voluntad, para hacer la voluntad de Dios; eso quiere decir, que en la obra de Dios usted NO ESCOJE lo que hará, NO ESCOJE donde vivir, ¡NO ESCOJE NADA! ¡Usted será de Dios y nada mas!

Antes de  comenzar quiero hacer un voto con usted, este voto es con Dios, porque yo puedo escribir un montón de cosas detalladamente, pero si usted lee por leer entonces no servirá de nada.

Haga un voto con Dios (ore) con los siguientes objetivos:

·      Antes de leer los posts, ore y pídale a Dios que hable con usted;

·      Después de que lo lea, deje su comentario o comparta con alguien;

·      Si surgen dudas ¡no las retenga!, compártalas en los comentarios que las estaré respondiendo;

·      Invite a una amiga para que hagan este voto juntas y este en oración por ella (y viceversa)

Y así, estén preparadas para comenzar; vuelvan el día 4 de mayo para nuestra primera edición sobre servir en el Altar, ¡PREPARESE!


Total de visualizaciones de página