domingo, 13 de abril de 2014

¿Quiere ser una madre espiritual? Parte 2

¿Por qué muchas madres espirituales (siervas) están siendo egoístas?

Primero vamos a saber lo que significa ser egoísta en el diccionario: Apego excesivo a si mismo(a), a expensas de los intereses de los demás.

¿Ya oyó hablar de un dicho que dice que en el corazón de la madre siempre cabe uno más? Pues bien, el corazón de muchas madres espirituales ya se cerró hace mucho tiempo! Ellas tiene prisa! Si, prisa de generar, prisa de dar  a luz y por eso los hijos espirituales han sido prematuros y débiles, pues ellas tienen otras cosas que hacer, y esas cosas hacen de ellas mujeres reconocidas.

El egoísmo ha llevado a muchas a no tener el corazón de madre; la paciencia de generar  se perdió, muchas creen que las almas que entran hoy en la iglesia ya tienen que pensar y hacer (extremo) como ellas, imponen su forma de ser y hacer, son madres desnaturalizadas, dan alimento sólido y se olvidan que las almas aún son bebes espiritualmente hablando; no tienen la paciencia y el placer de preparar la leche espiritual. Son mujeres prácticas, que dan a los hijos espirituales todo muy práctico, pues su vida es muy corrida y con muchas tareas; entonces, es mejor darles lo que ya está listo (direcciones de terceros), en vez de dar lo que ella podría dar si estuviera conectada en la fuente de vida: El Señor Jesús.
Ahora le pregunto: ¿usted madre recuerda cuanto tiempo le llevo conocer a Dios? ¿Se acuerda de la paciencia que una madre (sierva) tuvo con usted? ¿Recuerda cuantas veces usted desistió en el camino antes de tener un encuentro con Dios y allí estaba aquella sierva siempre paciente para no dejarla volver para las garras del diablo?

Bueno, sucedió muchas veces, no es verdad? Y lo digo por mí, fueron tantos altos y bajos antes de conocer a Dios, que si no fuera por las madres espirituales yo no estaría aquí.

Tal vez usted está al día en sus tareas con el hombre, con su profesión y está actualizada con todo a su alrededor; pero ¿será que está cumpliendo con su responsabilidad con Dios?

Recuerde que nuestro papel  es generar hijos espirituales, pero para ello tiene que entender que es necesario estar saludable espiritualmente hablando.

La madre es aquella que cría y no aquella que simplemente da a luz, lo ha oído ¿verdad? Pues en la vida espiritual es igual, muchas dieron a luz hijos prematuros y débiles y ahora están perdidos; espero que ellos encuentren mujeres (madres fuertes) para que los críen.

Espero que usted decida hoy ser una Madre Espiritual de Verdad… Dios las está buscando!


Total de visualizaciones de página