quinta-feira, 8 de maio de 2014

Generación del Altar Parte 3.


Fakes en el Altar

Antes de comenzar el post, quiero explicar primero que ¨fake¨ es una palabra en ingles que en español significa Falsificación. Vamos a entender que es falsificación: es el acto de copiar, reproducir o adulterar, sin autorización, documentos, productos y/o servicios con el fin de obtener una ventaja, por lo general económica. Además del hecho de eludir la buena fe objetiva, la falsificación de productos no implica pago de impuestos para así conquistar el mercado de consumo a otro y que están protegidos con marcas y patentes. Esta práctica se conoce como piratería moderna.

En los dos últimos posts hablamos sobre la importancia de estar en el Altar Espiritual y una vez que esto ocurra, el llamado para el Altar o el Atrio arde dentro de aquellos que fueron escogidos, pues sus vidas están en el Altar (Dios), por lo tanto no hay dudas!

Pero…también hablamos que hay personas que intentan engañar al Altar, que pueden llegar al Altar físico, copiando, obteniendo ventajas de los demás y de las situaciones para llegar al lugar que desean: Un lugar prominente. Ellas son fakes, son personas que quieren servir a Dios pero que no lo conocen y por lo tanto tratan de arreglárselas en todo para servir a Dios y al mismo tiempo servirse a sí mismas. ¡Ellas no tienen paz! Están atentas a todo para sacar provecho y quieren sentirse respetadas, sus preocupaciones son garantizar una responsabilidad de destaque, pues ellas saben que para llegar a donde quieren llegar (funciones), para cumplir su objetivo personal, ellas tendrán que ser capaces de mentir, engañar,  hacer de todo para satisfacer sus caprichos y así lo hacen. Esas personas por increíble que parezca,  tienen el deseo de servir a Dios, solo que su ego sofoca ese deseo, entonces se convierte en un caos en sus vidas.

Muchas por misericordia consiguen caer en la realidad y entregar su vida en el Altar (Dios) pero después de muchos golpes; otras llegan a las funciones (Altar y Atrio) y prefieren continuar fakes, ¿y luego? Llega un tiempo que se revelan y son avergonzadas.

¡Cuando estamos en el Altar (centro de la voluntad de dios) no hay ansiedades! Por eso, si su objetivo es el mismo de Dios no van a ser la situaciones que la rodean o las situaciones con los demás que la van a quitar del Altar. Servir a Dios es la mayor riqueza, pues no necesita demostrar a todo el mundo quien es usted ¡simplemente usted es y punto!  A veces tiene que perder para ganar, quiero decir perder para el hombre para no perder su bien Mayor (Salvación). Si le sucede que tiene una posición destacada no será por intereses personales y si por la misericordia de Dios, pues Él quiere usarla en ella y la gloria será para El, pero recuerde, ella no será suya! Un día usted puede estar liderando otros siervos y otro día estar limpiando el piso o simplemente auxiliando y es ahí donde realmente vera si sus actitudes son fakes o son de verdaderas(os) siervas(os) de Dios; cuidado para no engañarse ¡Tenga cuidado! No quiera servir a dos señores.


Continuara el día 10

Total de visualizaciones de página