sexta-feira, 17 de agosto de 2012

Reloj de Oración de Oración – Por todos los niños


Los niños son el mañana, son el futuro. La Palabra de Dios dice:
“Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.” (Pr. 22.6).

 Y, ¿qué es lo que el mundo ha enseñado a nuestros niños? ¿qué formación han tenido?

El mundo y los medios de comunicación, hoy, han invertido mucho en los niños. Y nosotros sabemos que esa fase, es la fase de que ellos sean enseñados, la formación de lo que será mañana es ahora.

Para el mundo es como si la infancia o ser niños estuviera “fuera de moda” por causa de esa influencia que el mundo trae, hay muchos niños sin infancia, queriendo pasar esa fase para vivir la fase adulta.

Hoy, cuántos niños vemos sin padre ni madre, cuantos están en el crimen, en las drogas, con el corazón manchado de odio, de tristeza, sin aquella pureza, aquel mirar sereno y sonrisa dulce que se espera de un niño.

El propio Señor Jesús los puso como ejemplo para quien desease la salvación.

“Y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos” (Mt. 18:3).

Nuestra oración es de gran importancia, pero una vez el Señor Jesús estaba predicando cuando trajeron a algunos niños, y los discípulos que estaban con Él los reprendieron, y yo creo que hicieron eso para no Estorbarle, pero, lo que más me llama la atención es que cuando el Señor vio eso se indignó, es lo que la Biblia dice:
“y les dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios.” (Mr. 10:15).

En otro pasaje de la Biblia (Lc. 18:16) dice que Él no solo dijo sino que también ordenó a los discípulos.
 Yo veo éste grupo de oración como si Dios nos está ordenando, nosotras tenemos esa misión, y con certeza vamos a llevar a los niños hasta al Señor Jesús haciendo que nuestra oración alcance a aquellas que aún no fueron alcanzadas por la Palabra de Dios a través del trabajo de la E.B.I. – Escuela Bíblica Infanto-Juvenil.

Yo creo que es una semilla que nosotras plantamos hoy y mañana vamos a cosechar.

Y también bendiciendo con nuestras oraciones el trabajo maravilloso que la E.B.I. ha realizado cumpliendo esa orden del Señor Jesús, no dando lugar al diablo, sino llegando antes del tiempo y bendiciendo a tantos niños en el mundo entero.

Escrito por:

Vuelva aquí el lunes y sepa más sobre la importancia de orar por los jóvenes y adolescentes :-)

Total de visualizaciones de página