domingo, 12 de agosto de 2012

Reloj de Oración – Levantar trabajadores para la cosecha


“Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies”.  (Mateo 9:36-37).

Si en aquella época la mies ya era grande y poco los trabajadores, ¿Imagine en los días de hoy?

Hoy para cada lado que se mira vemos multitudes corriendo de un lado para otro, preocupados con sus problemas, con sus familiares, con su vida en éste mundo, preocupadas en conquistar bienes materiales, posiciones en la sociedad, disfrutar de los placeres que el dinero les puede dar, y no se preocupan con su alma es como si para ellas no existiera. ¡Imagine si es que ellas se preocuparían con el alma de los demás! Sabemos que cuando viene el día malo, viene para todos, la desesperación llevará a que muchos cometan locuras y pocos vuelvan a Dios.

El objetivo de la obra de Dios es ganar almas, es de rescatar las almas de las garras del diablo y, Dios cuenta con los trabajadores “segadores” para eso, pero lo que se ha visto y oído es que muchos comienzan a trabajar en la cosecha pero con el tiempo se han contaminado con los placeres de éste mundo y se han desviado del verdadero objetivo: Dios, hasta perdieron su propia alma.

Por eso,  éste mes, la importancia de dedicarnos en un solo horario por éste propósito en oración, para que se levanten trabajadores, aunque aún estén en el mundo Dios puede transformar al peor pecador en un ganador de almas. El ID es una orden dada a todo aquel que cree que Jesús es el único Señor y Salvador.

Necesitamos arrancar las almas de las garras del diablo y para eso necesitamos hombres y mujeres valientes, guerreros y nacidos de Dios, personas que tienen conciencia de que necesitan mantenerse en la fe para no perder su salvación y que salven almas.


“Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra”. (Juan 4:34).

Escrito por:

Vuelva aquí el lunes y vea la importancia de orar por todos los niños :-)

Total de visualizaciones de página