domingo, 5 de agosto de 2012

Ganando Almas para el Reino de Dios



Ganar almas es cuando sin reservas decidimos dar testimonio, comunicando y expresando -de forma organizada y equilibrada- quien es nuestro Señor Jesus.  Dar testimonio o atestiguar no es solamente expresarse con palabras, pero principalmente con actitudes.  Con acciones...no es por imponer pero si por exponer.

Cuando nos posesionamos y decidimos comunicar, no significa que debemos salir dando de gritos, reaccionando en contra de las opiniones de los demás, ganando discusiones ni mucho menos hacernos pasar por alguien o algo que no somos.  Comunicar es envolvernos, andar juntos, y llevar vida a las personas, crear relaciones.  Otro factor importante e indispensable en esta operación, es que antes de hablar "es necesario saber oír."

Muchas personas piensan que evangelizar es solamente hablar de Jesús.  ¡Pero no es solo esto!

Verdaderamente eso muchas personas lo pueden hacer...y muchas personas piensan que si ellas consiguen traer una persona para la iglesia, el resto es solo del pastor.  Pero no es así...

Ganar almas es saber escuchar a otra persona, es usted mostrar que se importa con ella, y tener paciencia de escucharla, estar a su disposición, eso es lo que hace la diferencia.  No es únicamente traerla a la iglesia, pero es cuidar también de las almas.  No es ser una religiosa insoportable siempre invitando a la iglesia, queriendo que su familia escuche en su casa predicaciones, música cristiana a todo volumen para que se convierta.  ¡NO!  (ni yo soportaría una actitud así). Se trata que usted sea su amiga, de que las conquiste.

Usted no puede estar todo el tiempo hablando sobre los asuntos de su iglesia a su familia y a las personas a su alrededor, mas bien se trata de incluir a Dios en sus conversaciones saludables.

También hay que ver otro detalle muy importante...necesitamos conquistar las almas, y aquellas que al veces están perdidas dentro de la misma iglesia, y que usted todavía no les ha prestado atención por estar más preocupada en traer a personas nuevas (y al final ni una ni otra).

Si usted consigue entender esto...usted podrá ser agradable y conquistará el corazón de esas personas, en poco tiempo usted también será capaz de ganar sus corazones para Dios.

Total de visualizaciones de página