sexta-feira, 17 de agosto de 2012

Símbolos del Espíritu Santo – 4to. Día


De la misma forma que los nombres variados identifican el trabajo del Espíritu Santo en las personas regeneradas por la fe en Su Santo Hijo Jesús, también, a través de muchos símbolos Él se hace representar.

Si por casualidad, Dios permitiera que las personas utilicen imágenes para Adorarle, entonces ya no creerían por la fe, sino por sus propios sentidos.

“Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve” (Hebreos 11:1). Si es la certeza de cosas que se esperan ¿cómo una persona puede tener fe en algo que está en su delante? ¿Cómo tendrá convicción de algo que no ve, si delante de ella tiene a una imagen esculpida? Lea Isaías 40:18-23.

El simbolismo es usado por Dios porque jamás alguien va a desear adorar el agua, por ejemplo, el viento, la lluvia, el fuego. Estos elementos ayudan a que las personas liberen la verdadera fe que está normalmente escondida dentro de cada una de ellas. Los objetos más simples fueron usados por Dios para hacer liberar la fe de las personas, pero de ninguna forma sirvieron o sirven para ser objeto de adoración, porque esto debe ser exclusivamente en espíritu y en verdad.

Veamos y meditemos en algunos símbolos del Espíritu Santo:

Río de agua viva (Juan 7:38).
Viento (Juan 20:22).
Fuego (Éxodo 13:21).
Aceite (Éxodo 29:07).
Lenguas (Hechos 2:8).
Rocío (Salmos 133:3).
Paloma (Mateo 3:16).
Sello (2 Corintios 1:22).
Lluvia (Oseas 6:03).

Total de visualizaciones de página