sábado, 13 de dezembro de 2014

Siervas y nada más – 13º y 14º Día

Carácter

Vemos a tanta gente perdiendo el tiempo en querer demostrar que son de Dios, que Dios las usa para hacer tantos milagros, tantas cosas, queriendo ser apreciadas por el pueblo y ser reconocidas como “los siervos de Dios”, quieren ser populares y sentirse importantes; solo que se olvidan de mostrar a Dios en el momento que es necesario, siendo el propio testimonio, siendo misericordiosos y no siendo justos a sus propios ojos, priorizando al prójimo en primer lugar y no las cosas, perder muchas veces para el hombre para ganar con Dios, colocándose en el lugar de las personas y etc.

Cuando Dios habita en nosotros, naturalmente el carácter de Él se refleja en nuestras actitudes, aunque seamos fallos, hay diferencia. El carácter que hace que seamos siervas y nada más se resume en este versículo:

“Hubo en tierra de Uz un varón llamado Job; y era este hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal.” Job 1:1

1- Íntegro y recto – relación con el semejante, ¿Cómo es su relación con su semejante en general?

2- Temeroso a Dios – relación con Dios, ¿Cómo es su relación con Dios, de constantes o altos y bajos?

3- Se desviaba del mal – relación de si con el mundo, ¿su relación con el mundo le
llena los ojos o nada más de él le llama la atención?

Medite sobre eso y responda estas preguntas para sí; quien vive dentro de esos
parámetros, sobrevive en este mundo y alcanza la vida eterna. Esta es la advertencia de hoy, para que no pierda lo que ha ganado este mes, es su carácter que hará la diferencia para Dios.

Hoy y el domingo medite en todo lo que ha hecho en este propósito, comparta sus
experiencias con sus amigas de la iglesia, así como lo hablamos el último domingo;
Dios le está dando la oportunidad de ser una sierva de Él al comenzar un año nuevo,
pues no piense que las cosas irán a mejorar, cada año, cada mes que pasa será más difícil ser siervas de Él, la presión del mundo será mayor para que usted se enfrié y pierda su alma, por eso ¡no se desanime! El fin está cerca, si usted ha visto en si cosas y actitudes malas, aproveche este mes para librarse de ellas, pues puede ser su última oportunidad.

Propósito de oración: Durante estos dos días vamos a orar por la salvación del pueblo, vamos a pedir para amarrar a el diablo que no deja a las personas entender el valor de la Salvación que es el bien mayor, y que haya salvación en nuestras iglesias; no sirve de nada llenar nuestras iglesias si el cielo esta vacío, no podemos engañarnos con la cantidad, necesitamos trabajar en nosotras y en nuestras almas para que haya calidad.

Otra cosa, el domingo es el gran día en que usted se pondrá su uniforme, por eso
hágalo con temor y vera la diferencia.

Hasta el lunes…

Total de visualizaciones de página