quinta-feira, 18 de dezembro de 2014

Siervas y Nada Más - 16º y 17º Día

Disponible para ser moldeada
¿Usted ya conoció a una persona muy bien educada? Yo sí, y estoy aprendiendo mucho con ellas; esas personas siempre esperan el mejor momento para hablar; y tienen el cuidado de hablar de una manera que entendamos y, no nos vamos a ofender principalmente si ella quiere ayudarnos.    

¿Por qué estoy hablando sobre eso? Estoy dando un ejemplo de una persona educada, ahora imagine al Espíritu Santo. Él es una persona divina y con certeza tiene los más perfectos atributos.

Digo eso porque Él quiere moldearnos día a día; enseñarnos a ser mejores; orientarnos, dirigir, inspirar y llevarnos a vivir en novedad de vida y de Espíritu. Pero si no estamos dispuestas a oír Su voz ¿cómo Él va a hacer eso?
El Espíritu Santo siempre esperará el mejor momento para hablarnos, principalmente se estamos dispuestas a no solamente oír, sino también a atender Su pedido; Su voz es muy suave y si no estamos sensibles no vamos a escucharla.
Vivir en novedad de espíritu todos los días; y experimentar Su voluntad para nosotras ¡¡sí es posible!! Pero tenemos que estar atentas y dispuestas a someternos a Su pedido; si dejamos que desear en los detalles; simplemente Él va a entender que no es el momento de tratar con nosotras y, va a esperar el mejor momento para trabajar en nosotras.
Digo eso pues el Espíritu Santo cierta vez quería tratar en mi manera de actuar con las personas, pues yo pensaba que estaba en lo correcto con mi manera de ser… pensaba que ser sincera con las personas era hablar lo que yo pensaba sin  importarme… ya que era verdad lo que yo decía; creía que debería de hablar en el momento que yo quisiera, y demoré un largo tiempo para someterme a ser moldeada en mi manera de ser. Hoy soy más paciente y entiendo las debilidades de las personas y no las juzgo… pues sé que cada persona va a tener su momento de ser moldeada y esa tarea es del Espíritu Santo.


No debemos juzgar a una persona si ella no está preparada para determinadas cosas, sino entender que todo tiene su tiempo; que el Espíritu Santo está esperando para tratar a aquella persona, no será con la fuerza del brazo que eso va a suceder.
El Espíritu Santo quiere hacer cosas grandiosas a través de cada una de nosotras; pues también estoy en ese proceso de transformación, pero ¿usted? El tiempo está pasando y mírese… ¿usted se está sujetando a ser moldeada por el Espíritu Santo?
¿Qué le está faltando para que las cosas sucedan en su vida? Usted tiene tantos sueños de servir a Dios, de ser un vaso en las manos de Él, pero sabe que está faltando algo y eso la está incomodando.
Él quiere transformarla y mostrarle la manera de actuar en su casa, iglesia, trabajo, con sus amigas y en la manera de usted relacionarse con las demás personas a su alrededor, Él quiere contar con usted, por eso, necesita aprender a lidiar con determinadas situaciones y en su manera de actuar; Él quiere que confiemos y que no actuemos con emoción, que paremos de ser apresuradas en determinadas situaciones.
Debemos estar enfocadas en hacer lo que Él quiere, conocí algunas mujeres de Dios (entre ellas obreras) que tenían la cabeza dura ¡pues no querían cambiar! Y no salían del lugar donde estaban, el tiempo pasó y perdieron su fuerza y vigor.
Aproveche su fuerza para hacer la voluntad de Dios… no tenga miedo de preguntar lo que Él quiere de usted… cuál es la voluntad de Él y donde quiere moldearla, si es en su manera de ser, de hablar, de tratar con las personas a su alrededor o quizás con su familia.
¿Cuál es el legado que usted está dejando para sus hijos, tanto los nacidos de usted como los hijos en la fe? Si hay un ejemplo que usted quiere dejar para ellas, es éste:
Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. (Mateo 16:24).
Solamente puede aprender aquel que está dispuesto a renunciar, sacrificar y obedecer… ellos están listos para ser moldeados y usados dentro de la voluntad de Dios.
Hoy y mañana, usted separará el día para reflexionar y pedir a Dios que muestre lo que Él quiere transformar en usted, pregunte si es la manera de hablar, de expresar o el comportamiento; pues puede estar haciendo algo que no es correcto. Participe de la reunión de miércoles en el primer asiento y esté dispuesta a dar su mejor para Dios en su oración, búsqueda y atención a la Palabra de Dios, el Espíritu Santo va a hablar con usted… Él quiere darle forma, esté en Espíritu.     


La oración por la iglesia será por el grupo joven y todos los proyectos que hay en el.

Hasta el jueves…



    Esposa de Pastor

      Fabiane Cunha
Santa Rosa, California

Total de visualizaciones de página