sexta-feira, 5 de dezembro de 2014

Siervas y Nada Más - 5° Día

Ganando Tickets (multas)

Cuando estamos manejando a altas velocidades, corremos varios riesgos: uno puede ser accidentes, o tal vez palabras poco decorosas de parte de algunos conductores, o tal vez un ticket (multa)

Pero porque tanta velocidad? Sencillo, porque nos hemos acostumbrado a vivir de prisa, todo se hace a la carrera, no estamos planeando con anticipación y por lo tanto perdemos tiempo en cosas que tal vez podrían haber sido organizadas desde antes.

Esto a su vez genera stress y mal humor, se dedica poco tiempo a la casa, a la alimentación, a la familia, a los amigos y lo que es peor a la comunión con Dios.

Vivir en un mundo donde todo gira tan rápido, donde las cosas deben ser hechas para ayer, donde uno celebramos un año nuevo y al siguiente día estamos en otro, nos ha hecho personas que todo lo hacen a la ligera, que culpan a los demás de sus fracasos y que solo piensan en si (son egoístas) porque no les da tiempo de pensar en los demás.

Pero eso ya lo sabes los días pasan muy rápido no es verdad? Ahora bien y si tan solo imaginamos que Dios es un policía de trafico, y la avenida es su vida, es decir, las cosas que usted debe hacer, si tan solo lo imaginamos así, que podría pasar? Tal vez usted seria de los muchos que tendrían cientos de multas por pagar, tal vez millones en dinero para pagar, pero y por que?

Hoy en día nos ha faltado DISCIPLINA en todo, como vivimos en ese mundo que gira a toda velocidad nos hemos acostumbrado a dejar cosas hacia atrás y cuando las queremos resolver ya es demasiado tarde, corremos (a gran velocidad) pero no alcanzamos a solucionarlas y por el contrario tenemos muchas mas por hacer, y queremos aumentar mas la velocidad y es ahí cuando el caos empieza, ganando tickets en nuestra vida.

Porque tenemos multas por dejar a un lado el cuidado de nuestra familia (familiares que no nos ven con testimonio en casa), por dejar a un lado nuestra salud (enfermedades que aparecen por falta de buena alimentación y ejercicio), por dejar a un lado nuestras finanzas (deudas innecesarias), por dejar aun lado nuestro trabajo (memorandos por llegar tarde o no hacer el trabajo bien hecho), por dejar a un lado a Dios (enfriamiento espiritual).

Y como podemos resolver esto? Como pagar esas “multas” de la vida? simple: ORGANIZANDO, planeando con antelación, invirtiendo en mi tranquilidad aunque el mundo este en guerra, esto se reflejara en usted y en las cosas que hace.

Decida pensar; si, pensar, en su mañana, en como podría ser mejor, en como podría invertir para obtener una vida estable alejada de multas, y por el contrario ser esa persona disciplinada que tiene todo desde ya preparado, esto es lo que hace a una persona vencedora en todo aspecto porque el día de mañana ella lo tiene bajo control, ella lo ha planeado y lo ha entregado en las manos de Dios.

Hoy usted a comenzar a planear cosas en su vida que valdrán la pena. Planee también hacer algo con sus amigas(os) de la fe para su iglesia el día sábado o domingo. Quizás sea una evangelización para su grupo, una buena limpieza en su iglesia, organizar la escuelita, marcar un horario en su iglesia para clamar por las personas, hacer algo que siempre está posponiendo, planee con Dios y todo saldrá bien.

Y lo que usted planee, entréguele hoy a Dios a través de la oración que estamos haciendo todos los días por nuestra iglesia ¡será un éxito! Si gusta tome una foto y compártala… Quien planea antes y entrega en las manos de Dios, todo le sale bien.


Hasta mañana…


Esposa de Pastor

    Karen Fracica
Merced, California

Total de visualizaciones de página