quarta-feira, 30 de outubro de 2013

+ de Dios - del mundo: Las redes sociales y yo (comentario de una obrera)

Estaba viendo su blog y vi el propósito sobre las redes sociales y decidí hacer. Comencé excluyendo personas desconocidas de mi face, y personas que a pesar de ser de la Iglesia publicaban cosas que no tenían nada que ver con la fe… yo me quedaba horas en el Facebook y durante el día entraba desde mi celular. Tenía una aplicación donde accedía desde cualquier lugar, en el trabajo y a la hora de dormir, pero sin darme cuenta eso me perjudicó, atrasando mi vida espiritual y hablando lo que no debía con personas desconocidas.
 
Decidí cambiar antes que sucediera lo peor, otra red social donde yo entraba era la comunidad universal, allí había un chat donde entran muchas personas de la IURD entre obreros y obreras, mucha gente soltera que se quedan horas allí en conversaciones. Un día, vi a una obrera que quería conocer a un obrero, pero que no era cualquier obrero, ella decía que era responsable de reunión, que hacia eso o aquello, se exponía para que otros vieran, y quien sabe hasta la persona que ella buscaba… y yo le escribí así: ¿no es mejor que usted converse en privado? En el momento a ella no le gustó y les dijo a todos que si fuese un pastor yo no le hablaría así, en fin, yo me dejé llevar, ¡que peligro que estaba corriendo de perder hasta mi salvación! Pero eliminé mi cuenta.
 
Un amigo le dijo a una obrera: ¡usted se queda horas en el facebook! ¿y sabe qué fue lo que ella respondió? Ah, nada que ver, ahora la iglesia está moderna.
 
Pero es en esa onda que muchos están débiles y caídos espiritualmente. El deseo de mi corazón es servir a Dios y a veces pienso en cómo era yo, antes de conocer el Facebook y el orkut… pienso que perdí mucho tiempo con eso.
 
Pero gracias a Dios aun hay tiempo de cambiar, gracias y que usted continúe ayudando a nosotras, las obreras.
 
 
Obrera.

Total de visualizaciones de página