quarta-feira, 2 de outubro de 2013

Día 32 + de Dios – de mí: Dios está viendo

Cuando Dios me bendijo con mi primer grupo de Jóvenes yo era muy inmadura, pero tenía mucha fe y un deseo de ganar almas y ayudar a las personas; me levantaba pensando: Cómo voy a ganar más almas? Donde lo puedo hacer? Ese era mi pensamiento la mayor parte de mi tiempo.
Hubo una vez que fui a un barrio distante solamente para mirar a las personas, bendecir el lugar y pedir dirección a Dios, pues el Domingo estaría allí con mi grupo para evangelizar y traerlas en un ómnibus a la iglesia.
Dios siempre bendecía pues estábamos todos con el mismo objetivo: ganar almas; mi grupo se ponía muy feliz cuando veían el deseo en las personas de ir con nosotros a participar de la reunión y de recibir la oración, eso nos traía mucha alegría y motivación para ganar más almas.
Dios está buscando personas que desean ganar almas, que tengan el mismo propósito del Señor Jesús:  Salvar.
Usted puede estar escondida donde sea, ser despreciada a los ojos humanos, nadie ve lo que está haciendo, pero Dios ve!
Dios vio a David como está escrito:
“…he hallado a David hijo de Isaí, varón conforme a mi corazón, quien hará todo lo que yo quiero” Hechos 13:22
David era el más despreciado de todos sus hermanos, pues ellos servían en el ejército y David apenas pastoreaba las ovejas de su padre, pero David cuidaba aquellas ovejas como si fueran seres humanos, al punto de arriesgar la propia vida por ellas, el arrancó una oveja de la boca de un león.
“David respondió a Saúl: Tu siervo era pastor de las ovejas de su padre; y cuando venía un león, o un oso, y tomaba algún cordero de la manada, salía yo tras él, y lo hería y lo libraba de su boca; y si se levantaba contra mí, yo le echaba mano de la quijada, y lo hería y lo mataba.” 1 Samuel 17: 34-35
Dios vio que podía usar a David para defender a su pueblo, cuando el gigante Goliat se levantó para afrontar al pueblo de Dios, a quien uso Dios? Fue a David!
Dios estaba viendo a David y la actitud de él llamo la atención de Dios… en los días de hoy él está buscando personas con la misma intensión.
Dios la escogió para hacer la diferencia, no se preocupe, de su mejor entréguese de cuerpo, alma y espíritu; él la está viendo cuando nadie te ve.
Él la está preparando para cosas grandes, solo búsquelo de todo su corazón y colóquese a disposición de su voluntad.
De hoy en adelante, no se va a preocupar con un título o posición, usted va a servir y dar su mejor sea en cualquier grupo en el que este, si no está en ninguno, busque un grupo para poder participar, sea cual sea, usted ira a mover su fe para servir, sea en la calle o en la iglesia, de su mejor.
Irá a ver un día y horario que le convenga para servir, no es la cantidad de tiempo y si la calidad, no es en el mucho hacer y si en el ser, su intensión va a mover su fe.

Dios la va encontrar como encontró a David.
Fabiane Cunha

Total de visualizaciones de página