sexta-feira, 11 de outubro de 2013

Día 41 + de Dios – de mí: Cómo está su fe?

Meditando en la palabra de Dios vemos a una mujer que tenía una fe definida en lo que quería.
Entonces ella vino y se postró ante él, diciendo: !!Señor, socórreme! Respondiendo él, dijo: No está bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos. Y ella dijo: Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos. Mateo 15: 25-27
Ella no quedó indignada con las palabras del Señor Jesús cuando tuvo una negativa, por el contrario ella se mostró humilde y mostro que su fe no era emotiva y si verdadera, ella tenía la certeza que él único que podría hacer un milagro en su vida era el Señor Jesús.
Cierta vez pase en un lugar en Puerto Rico en el que teníamos que cambiar la iglesia con urgencia y el diablo usó al alcalde de la ciudad para prohibir licencias para las iglesias cerca de la alcaldía, y justamente era el lugar que conseguimos, pero no teníamos más tiempo, ya no podíamos quedarnos en el antiguo lugar, teníamos que salir pues el techo de la iglesia estaba dañado y se podía caer.
Una obrera estaba ayudándonos pero en vano, pues nunca tenía una noticia buena; recuerdo orar y decirle a mi esposo: Hoy vamos a hacer ayuno en esa alcaldía, no vamos a comer ni beber nada, vamos a ir hasta allá y solo vamos a salir cuando tengamos la licencia para nuestra iglesia, mi esposo me dijo: Está ligado!
Llegamos y le dije a la secretaría: Vinimos a buscar la licencia y solo saldremos de aquí con ella, y simplemente nos sentamos; ella se puso súper nerviosa y hablaba por  teléfono, pasaron algunas horas y nos dijo: Ellos no quieren dar la licencia pues el responsable de las obras salió a vacaciones hoy. De repente entra un reemplazo y escucha nuestra conversación, se presentó y nos da un permiso por 6 meses para que después consiguiéramos el definitivo.
Cuando creemos que Dios puede hacer lo que no podemos él actúa, pero  nuestra presencia en espíritu movió la situación a nuestro favor; a veces usted está buscando, pero de qué forma? Solamente yendo a la iglesia y haciendo las cosas de una manera mecánica?
Esa mujer estaba delante del Señor Jesús pero Él la bendijo cuando ella movió la fe con actitud.
Como usted ha reaccionado delante de las negativas que aparecen en su vida?
Será que se queda llorando? Reclamando? Diciendo: Por qué Dios permitió que eso pasara? Por qué Dios no cambia esta situación?
Donde está su fe? Si usted cree todo es posible.
Usted va a ver como esta su fe en Jesús , vera si realmente cree que Él puede transformar esa situación que está pasando, y cambiara esa actitud delante de las adversidades.

“Entonces respondiendo Jesús, dijo: Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora.” Mateo 15: 28
Fabiane Cunha

Total de visualizaciones de página