domingo, 6 de outubro de 2013

Día 36 + de Dios – de mí: Yo no quiero ennoviarme! Parte 2

El pastor auxiliar de mi iglesia ayudaba en la reunión del grupo joven, él era el tecladista de la iglesia; y ese pastor fue el encargado de montar una banda de música en el grupo joven, en esa época escogió algunos jóvenes que sabían cantar y tocar y marcó una reunión.
Nadie sabía quién había sido escogido solo el día de la reunión, pues él había observado un concurso que tuvo el grupo joven y los que habían participado, y por increíble que parezca a los jóvenes les gusto como yo cante jajaja y ese día fui la ganadora, fue muy bueno!!!
Yo fui escogida y estaba en esa reunión, los jóvenes fueron llegando uno por uno (aquellos que habían sido escogidos). Estábamos muy contentos y riéndonos, éramos dos chicas y un chico y el Pastor estaba ensayando y cada uno cantaba, pero de repente quien llegó? El! el joven que yo estaba observando.
Yo me quede seria de inmediato! La sonrisa desapareció, no me gustaba para nada la presencia de él allí, le dije a una joven que estaba a mi lado: Que está haciendo ese muchacho aquí? Está atado! Y comenzó mi antipatía hacia él, para todo lo que él hablaba yo estaba en contra, el pedía ensayar una música y yo decía: Vamos a ensayar otra, y hacía de todo para ser bien antipática con él.
Hubo un ensayo en el que llego tarde y yo le dije: Usted no tiene temor? Llego muy tarde! El solo sonrió como siempre.
Pero hubo un ensayo final en el que yo fui demasiado antipática y el no aguanto, comenzamos a discutir jajajaja y nos olvidamos hasta del Pastor, qué vergüenza!
El Pastor se interpuso entre nosotros, nos señaló con el dedo y dijo: Ustedes se van a terminar casando! Nos miramos uno al otro y dijimos al mismo tiempo: Esta amarradoooooo!!!
Y entonces todo el mundo se echó a reír y nos fuimos cada uno para su casa.
Después de 2 semanas, él estuvo encargado de una tribu y yo seguí con la mía, yo me di cuenta que él estaba un poco diferente, distraído, no era el mismo, él estaba orando con una obrera, me pareció muy extraño, porque pensé: Por que una obrera tan antigua oraría con un joven? Bueno.. En el momento me incomodaba con eso, pero solo miraba en silencio.
Un día me di cuenta que esa obrera me miraba de una forma extraña y tenía celos de mí: por cuenta de los ensayos que teníamos y porque siempre estábamos juntos en el grupo de la banda, no dije nada, no era mi problema, yo me preocupaba con mi vida y la de los jóvenes que cuidaba, ese era mi objetivo.
Un día él había comentado con una amiga de la banda que no estaba orando más con la obrera, pues ella había llamado para que lo ayudara en su grupo de jóvenes ya que había muchas muchachas en ese grupo y la respuesta de ella fue, no!
Ella no quería trabajar en el grupo joven y eso lo dejo muy decepcionado.
Y yo…
Voy a continuar en otro post, pero quiero que medite:

Dios va a preparar una persona ideal para usted! Láncele  toda ansiedad, pues el cuida de usted… hoy usted va a lanzar sobre el Altar toda ansiedad por su vida sentimental, va a sacrificar ese deseo y va a confiar en Dios esa tarea; pues Dios preparará la persona ideal para usted.
Fabiane Cunha

Total de visualizaciones de página