segunda-feira, 30 de setembro de 2013

Día 31 + de Dios – de mí: Ser una influencia

Hemos oído mucho sobre la influencia, principalmente ser una influencia para llevar a Jesús a este mundo. Sabemos y estamos aprendiendo en los días de hoy que necesitamos ser una influencia en nuestro vestir, en nuestra apariencia, en nuestro hablar, etc., esas son algunas formas de influenciar a las personas para Dios, maneras importantes  que necesitamos trabajar.
Pero hay una forma completa de influenciar a las personas para Dios, que naturalmente llevan a las personas para el Señor Jesús de una manera simple, leve y en la que el Espíritu Santo tiene libertad en todo lo demás. Esa forma no solo influencia a las personas sino también nos hace tener siempre + de Dios en nosotras; infelizmente muchos tienen lo que voy a decir, pero no lo han usado; o muchos piensan que no  tiene un impacto tan grande para quien necesita ser iluminado.
Yo creo que las deje curiosas, no es cierto? Pero es muy simple! Y usted percibirá eso.
Esa influencia es el cuidado con nuestra comunión con Dios!
El cambio empieza por dentro! Por su parte ella se ha reflejado en sus actitudes. Cuidar de nuestra comunión con Dios en los días de hoy no es una tarea fácil y es necesario renunciar y decir no a su YO en todo momento para tener + de Dios. Es necesario reconocer siempre que fallamos, que aprendemos, que no somos nada y que encima de todo necesitamos ser leales a Dios en cualquier situación. Ese cuidado de tener + de Dios nos hace más dependientes y necesitadas de Él y más sensibles a su voz.
Entonces usted me pregunta, y de donde viene la influencia en todo eso para influenciar a los demás? Es simple! Cuando me preocupo con mi relación con Dios y siempre estoy dando la manutención para permanecer en al primer amor con ÉL, naturalmente estoy influenciando a alguien que está a mi alrededor!
Vea este propósito de + de Dios – de mí, nos está ayudando cierto? Nos está enseñando a tener una fe que espanta, una comunión leal al Señor Jesús, una vida con Dios gloriosa y cuantas de ustedes han influenciado a otras a querer lo mismo? Muchas de ustedes no lo saben pero el Espíritu Santo ha trabajado.
Amigas, no hay influencia mayor y completa que cuando cuidamos de nuestra vida con Dios! Cuando hacemos eso influenciamos a los demás! Llevamos a otros a desear al Señor Jesús en la vida de ellos; no solo por el hecho de estar bonita, de hablar bien, etc., más si por el brillo que hay en usted que no hay en nadie más! Y quien ve eso en usted naturalmente buscara lo mismo y lo mejor de todo! El espíritu Santo tendrá libertad de hacer la obra en ambas partes.
Hoy usted estad aprendiendo algo simple pero muy poderoso! Nunca pierda esta enseñanza, cuando celo, cuando priorizo mi comunión con Dios yo llevo a otras personas a hacer lo mismo, imagine el estrago que usted puede hacer en el infierno! Es lo mejor! puede salvar almas y mantenerse salva!
Siga en ese día teniendo + de Dios e influenciando a otros a desearlo.

Sea una influencia de Dios en este mundo.




Total de visualizaciones de página