quinta-feira, 12 de setembro de 2013

Día 13 + de Dios - mí: Malos ojos, tomándolo como algo personal

Cuando llegué a la iglesia había una obrera que se preocupaba por mí, cada vez que iba a hablar de alguien, o que estaba enojada con alguien, ella siempre me decía: vamos a orar; o cambiaba el tema y ponía una gran cantidad  del periódico de la iglesia en mis manos y me decía: vamos a evangelizar? Con una sonrisa en su rostro. Esto lo hacía siempre! Iba a decir algo de alguien, ella me escuchaba y me decía las mismas palabras entonces me llamaba para ocuparme en algo.

Después empecé a mirarla con malos ojos y a sentir rabia contra ella, pero ella estaba cuidando de mi alma y no alimentaba lo que estaba mal en mí, ella no me reprochó ni me juzgaba, pero esa actitud me dejaba frustrada. Un día le dije lo que pensaba de ella sobre eso, ella me respondió: Cuando usted este experimentando problemas con respecto a esto, hay que dar más a Dios, no tener esto en su cabeza, para que no caiga en su corazón y luego se quede con malos ojos.

Ella era sabia, nunca la vi hacer ningún comentario negativo de nadie, siempre estaba dispuesta a ayudar pero de la manera correcta.

Porque de la abundancia del corazón habla la boca. Mateo 12:34

Ella podía ver que yo estaba siendo guiada por el corazón y la emoción, que yo iba a terminar mal y necesitaba ayuda, y sabiamente me ayudó.

Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios. Marcos 07:21

Esta obrera es una mujer de Dios hasta hoy, continúa la obra de Dios en el grupo de jóvenes, después de tantos años sigue siendo la misma, parece que el tiempo no pasa en ella.
Cuando nuestros ojos son buenos todo es diferente.

La lámpara del cuerpo es el ojo; cuando tu ojo es bueno, también todo tu cuerpo está lleno de luz, pero si es malo, también tu cuerpo está en tinieblas. Lucas 11:34

A partir de hoy vigilara sus ojos, la forma de ver las cosas, va a buscar ver lo bueno en las personas y si alguien se acerca y quiere contaminar su corazón va a cambiar el tema, o va a alertar a la persona, o hará como esa obrera hizo, alejarse de eso que quiere contaminarle y minar la luz de Dios en usted!

Porque si usted escucha y no hace nada, será igual a la persona y en lugar de ayudarla, terminará perjudicándose a sí misma.

Y si le llaman la atención por algo que hizo mal, será agradecida, porque es Dios que quiere librarla de que siga teniendo una mala conducta.

En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos. Juan 15:08


Nota: No se olvide hacer el ayuno de 7 horas, si se le olvidó el propósito clic aquí.

Fabiane Cunha

Total de visualizaciones de página