domingo, 15 de setembro de 2013

Día 16 + de Dios - mí: Hacer el bien a alguien, aprendiendo con el Padre

Tuve una experiencia en la vida que me marco; yo estaba en el grupo joven y me di cuenta de que una joven del grupo estaba siendo muy grosera con los jóvenes, entonces le dije: Calma! No es para tanto!

Ella se quedó muy molesta y también cambió conmigo... Después fue con una obrera y dijo un montón de cosas sobre mí que no eran ciertas, yo me quede callada y la obrera me dijo: Usted tiene que ayudarla, ore por ella y sea su amiga, vaya a evangelizar junto a ella; yo me sentí mal con todo el asunto y sin entender, ore y pedí a Dios por ella, al día siguiente estaba allí toda triste ,me acerqué a ella y ella me ignoro, ese día me volví a sentir mal, pero Dios puso en mí el deseo de darle un regalo, pero yo pensé: ¿cómo voy a darle un regalo si no estoy trabajando y no tengo dinero?

Fue entonces cuando me acordé que tenía un CD de un cantante de música góspel que escuchaba casi todos los días, me encantaba ese CD, escuchar esas canciones era muy bueno, así que pensé: voy a darle este CD a ella.

Al otro día la llamé para hablar, ella me miró con una mirada de enojo pero le sonreí y le dije: tengo un regalo para darte y ella me respondió: no es mi cumpleaños! Le dije: así es pero quiero que sepas que me caes bien y estoy orando por ti, este CD no es nuevo pero realmente me gusta y quiero dártelo, lo aceptas? Ella con una sonrisa en su rostro me abrazó, sus ojos se llenaron de lágrimas y dijo: por supuesto, aceptó, gracias!

Me sentí muy bien y leve después de eso, porque sabía que estaba agradando a Dios; después yo no estaba detrás de ella  pero di fin a todo lo que no era necesario y sin duda no agradaba a Dios. Hoy en día el diablo está manipulando a mucha gente alimentando sentimientos que no son buenos, con ideas creadas por él, como frases del tipo: No soy falsa, sólo hablo la verdad! O bien, soy sincera por eso digo lo que pienso! Cosas semejantes que no edifican en nada; pero Dios dice:

“…Haced bien a los que os aborrecen, orad por los que os calumnian y os persiguen. Así seréis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos…" Mateo 5: 44-45

Cuanto más hacemos el bien al prójimo, más parecidos e íntimos seremos a Dios.

No se trata de ser la “santita”, porque si Dios nos pide eso es porque el bien que usted hace a estas personas se le regresa.

Cuando agrada a Dios es usted quién gana, puede parecer ante los ojos humanos que usted es boba, pero para Dios usted es su hija.


Mas a vosotros los que oís, os digo: Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen, Lucas 06: 27

Fabiane Cunha

Total de visualizaciones de página