sexta-feira, 13 de setembro de 2013

14 Día + Dios - mí: Hágase una cirugía

Para los que no saben, por mucho tiempo use anteojos cuando estaba soltera y joven jajaja... Recuerdo que estaba muy ciega jajaja, no podía ver nada ni a nadie sin usar mis gafas formato gatito :-)

Varias veces mis gafas se rompieron y por tanto tenía que hacer un esfuerzo para ser capaz de ver las cosas y a las personas, pase por muchas vergüenzas: tome el autobús equivocado, corrí detrás de una persona que no conocía pensando que era otra, las personas me pedían algo con una señal y yo no veía ...en fin muchas cosas aburridas me pasaron; y fue cuando tuve la oportunidad de hacerme la cirugía ocular y volver a ver sin gafas, tenía demasiado miedo para realizarme la cirugía  pero fui decidida por que realmente quería tener mis ojos sanos de nuevo, el primer día salí viendo y la alegría era demasiada! Pues ahora podía ver las cosas y la cara de la gente claramente y ya no borrosas... Pude ver la playa, la belleza de la naturaleza, más allá de que ahora no tendría que pasar más vergüenzas jajaja.

Esa cirugía me hizo volver a ver de nuevo, tenía que someterme a ella, superar el miedo con el fin de tener los ojos sanos.

Esto también se aplica a nuestros ojos espirituales, muchas de nosotras tenemos que pasar por el quirófano para tener ojos espirituales sanos otra vez, muchas son cieguitas espiritualmente hablando, sus ojos son tan malos que sólo ven las cosas y a las personas de una manera mala. A veces, incluso trata de esforzarse para ver con buenos ojos pero muchas no lo consiguen, pues necesitan someterse a una cirugía urgente. ¿Y cómo sería esta cirugía? ¿Está lista para someterse a ella? Entonces aquí vamos!


Hoy va a hacerse un análisis sincero con respecto a los ojos, conforme su análisis  escoja tres personas a las que últimamente  las ha visto con malos ojos y que también las ha juzgado; va a orar por ellas y llamará a su compañera de propósito, preparará con ella un dulce para cada persona que eligió (usted prepara tres y su compañera tres), no tiene que decirle a nadie quiénes son estas personas pero los preparará con su compañera; compre los dulces, prepárelos con cariño en una bolsa decorada con un mensaje de un versículo (utilice su creatividad). 

Después de que los haya terminado, ore con su compañera y pídale a Dios la fuerza y el coraje para hacer esta cirugía espiritual. El domingo  les dará estos dulces a estas personas y simplemente va a decir: usted es muy especial para mí. Listo! Una actitud pequeña que irá a curar sus ojos y le dará más de Dios en su vida. Pero no se detenga ahí, siga orando por ellas y vera lo que va a pasar.

Total de visualizaciones de página