domingo, 1 de setembro de 2013

Día 2 + de dios y – de mí: Elijo ser amiga de Dios!

¿Quién no ha escuchado esa canción: elijo a Dios , elijo ser un amigo de Dios . Y cuando hacemos eso? Lo hacemos cuando meditamos en la Palabra de Dios, cuando conoce a una persona , usted quiere saber sobre ella, sus metas, valores, gustos, y cuando queremos ser amigos de Dios, debemos tener esto en mente, desear y buscar conocerlo : Ahora más que nunca voy a ser amiga de Dios! Sólo entonces Él confiara su plenitud en su vida!
Primer paso: Obtener una biblia! Sí, una Biblia de verdad! No aquella que es virtual en el celular, esa no vale ¿ok? Jajaja. Lleve esta Biblia donde quiera que vaya, igual hacemos con el celular no es cierto? Jeje. Si su Biblia tiene una capa en mal estado, busque una nueva cubierta, por lo general en las librerías ahora venden estas cubiertas o puede personalizarla junto con su amiga de propósito, abajo dejare algunos consejos muy interesantes para usted.
Segundo paso: Una agenda o una libreta para anotar lo que usted entendió.
Tercer paso: Durante el propósito vamos a leer los Evangelios que son los primeros cuatro libros del Nuevo Testamento. Los Evangelios son un buen comienzo para que usted entienda mejor sobre el  Señor Jesús. Y para empezar hoy este propósito (quien quiere ser amiga de Dios), el Evangelio de Juan es un buen comienzo y es la clave! porque Juan era el amigo amado de Jesús; el Evangelio de Juan y después las epístolas de 1, 2 y 3  de Juan; el apóstol nos da la dirección e instrucciones para ser amigas de Dios, pues este evangelio habla claramente acerca de la persona del Señor Jesús y el Espíritu Santo, y lo que el Señor Jesús quiere que sepamos acerca de Él, de su persona  y cómo tenemos que actuar para ser sus amigas.
Leer tres capítulos al día durante el propósito del evangelio de Juan, uno por la mañana y meditar, uno por la tarde y otro por la noche. En el tercer capítulo, escriba sobre lo que entendió en su agenda. Una vez por semana, comparta con la persona que está en el mismo propósito con usted, vaya a un lugar aparte, tome estas notas y haga una oración pidiendo la ayuda del Espíritu Santo para que sea capaz de expresar con claridad lo que se ha aprendido; después una comienza a leer el capítulo y lo que más le llamó la atención en este capítulo, y lo que entendió en general; será muy bueno y edificante, ya que cuando estén conversando verán como fue útil la lectura y eso va a alimentar el deseo de continuar el propósito y ver  los frutos, pues la palabra de Dios nunca regresa vacía, ella se cumple en la vida de los que creen. Estoy segura de que esto va a llamar la atención de Dios y Él la bendecirá.
Como complemento deje aquí en este post su resumen objetivo de la primera semana, de cómo fue su experiencia al reunirse con su compañera de propósito y meditar en la palabra de Dios.
Dios nos bendiga, en esta fe !

Consejos:


Fabiane da Cunha


Regrese aquí mañana, el trabajo para ser + de Dios acaba de comenzar…

Total de visualizaciones de página