sexta-feira, 20 de setembro de 2013

+ de Dios - mí: Ser un verdadero testimonio de Él

Buenas tardes señora Graciele; este propósito ha sido para mí un despertar, una ayuda muy grande para mi vida no solo en lo espiritual, sino en todo. He vivido experiencias con mi Señor Jesús maravillosas, hace un mes que fui Bautizada con el Espíritu Santo y como puedo explicarlo ha sido para mí algo más valioso que cualquier otra cosa en el mundo creo que no existe una palabra exacta para  poder explicar cuan maravillosa es esa experiencia y como es; saber que el propio Señor Jesús, el propio Dios confió para uno su Mayor regalo, saber eso es algo hermoso.

Pero yo no me conforme solo con eso, porque ahora quiero aprender, adquirir todo lo que viene de Él, agradarlo, servirlo, ganar almas para El, ahora quiero que mi familia tenga lo que yo tengo con El (y por eso estoy pasando una gran lucha para salvar a mi familia),  dar todo de mí para El.

He buscado siempre ser sincera con El, y Él me ha respondido siempre, y para mi este propósito ha sido una gran oportunidad de demostrarle que lo que yo quiero con él es algo verdadero y para toda la vida, no le voy a negar que me ha costado y me he equivocado, pero esta vez en lugar de dejar el propósito por la mitad y darme por vencida como siempre lo hacía, estoy siguiendo adelante, porque este no es un propósito más para mí, como usted dijo es demostrarle a Dios que no solo queremos estar con El sino también tener una relación con El, y es lo que más quiero; yo no pare y no busco relajarme porque recibí el Espíritu Santo, ahora voy por más y más de Él y gracias a Dios por el Ayuno de Daniel  que es una gran oportunidad para todos aquellos que quieren recibir el Espíritu Santo y para renovarse, otra cosa que le quería contar es que en uno de los desafíos que teníamos que hacer, el de pedirle perdón a nuestras familia por haber dado un mal testimonio, por haber sido desobedientes, etc. para mí fue difícil, es increíble como es difícil muchas veces el pedir perdón jaja, hice una oración e hice lo que tenía que hacer y el resultado fue maravilloso ya que fui sincera al ir hasta mi mama y mi hermana para pedirles perdón. Mi mama dijo que se sentía orgullosa de mí y mi hermana que nunca se lo hubiera esperado de mí.

Yo pude ver lo que Dios está haciendo en mi a través de Su Espíritu, ahora mi mayor preocupación e interés es ser como el Señor Jesús en mi casa y en donde este, ser un verdadero testimonio de Él, una mujer única en donde este y con quien este, sé que el mensaje es largo pero le quería contar mi experiencia y agradecerle muchísimo a usted y principalmente a mi Señor Jesús por la oportunidad tan grande y maravillosa que me dio y da cada día.

Flor Manriquez

Total de visualizaciones de página