quarta-feira, 25 de setembro de 2013

Día 26 + de Dios – de mí: La pobrecita (sentimental) en su interior.

Usted ya paso por una situación en la que fallo feo? Pero usted se arrepintió y volvió a caer en el mismo error? O ya actuó mal en una situación y se arrepintió pero después tuvo la misma reacción? Yo sí! Y confieso que eso fue muy impactante para mí.

Recuerdo que cuando me case estaba en la fase de adaptación; si mi esposo hablaba con un tono de voz irritado conmigo, bum!! Me derrumbaba en lágrimas, hacia mala cara, drama y eso era siempre… y casi que una costumbre, me sentía la pobrecita, la que daba lastima y él tenía que pedirme perdón y decir que me amaba, hacía eso solamente para que yo me contentara.

Pero comencé a rebelarme contra eso pues quería ser fuerte, quería decir no a mis voluntades, y comenzó mi lucha, estaba dispuesta a darle fin a esto.

Un cierto día en la hora de la búsqueda de miércoles tuve la certeza que iría a vencer eso y comencé a vigilarme, ver como todo comenzaba y cuando era el momento en que me ponía así de vulnerable y comencé a protegerme.

Cuando mi esposo hablaba alguna cosa respondía con la cabeza no con el corazón, si sentía que me iba a poner enojada y comenzar a llorar, pedía un minuto iba al baño y oraba, después de lavar mi rostro volvía, comencé a percibir que las palabras ya no podían herirme más porque yo no dejaba que ellas lo hicieran, no había otra manera de saber a no ser viviendo las mismas cosas y venciéndolas una a una.

Dios nunca impedirá que los problemas dejen de aparecer, Él nos capacitara para vencer, Él dará sabiduría, agilidad confianza y eso no puede pasar solo en un día más para siempre.
“Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida” Proverbios 4:23
Esa es la más pura verdad!

Usted y yo tenemos que guardar nuestro corazón, o sea, vigilar nuestras emociones, no dejar que ellas tomen cuenta de nosotras, acuérdese que el corazón no piensa el solo siente.


A partir de esta semana usted vera donde ha fallado y va a vigilarse, ira a preparar una estrategia para protegerse de su corazón y controlar el sonido de su voz, va a contar de 1 a 10 y después pensara en lo que irá a responder; principalmente en su casa o con sus amigas, pues esas personas que están más cerca de nosotras son las que sufren con nuestras actitudes; humíllese y pida ayuda a Dios para vencer eso y Dios irá a honrarla.

Fabiane Cunha

Total de visualizaciones de página